PUERTO DE LA CRUZ

Veinte años de ayuda a los más necesitados

“La labor de una hermandad no es únicamente asistir a las procesiones y sacar el Cristo en Semana Santa, sino ayudar siempre a las personas que más lo necesitan”. Con esta premisa, la cofradía Jesús Nazareno del Puerto de la Cruz, que este año cumple veinte años de historia, ha organizado para este sábado una recogida de material escolar que repartirán entre los niños más necesitados del municipio.

Para ello, contarán con la colaboración de Cruz Roja que será la entidad responsable de entregar los útiles a los alumnos de los diferentes colegios públicos de la ciudad turística. El lugar elegido para dejar el material es la céntrica calle Quintana, esquina Agustín de Bethencourt, en horario de 10.00 y las 12.00 horas.

Debido a su céntrica ubicación confían en que las personas se solidaricen y lleven libretas cuadriculadas de 4 milímetros, preferiblemente sin espiral, lápices del número 2, fundas plásticas, cartulinas de colores, botes de tempera para infantil, y gomas de borrar, dado que son las herramientas escolares más solicitadas. No obstante, cualquiera otra es bienvenida.

Integrantes de la hermandad aseguran que la iniciativa surgió cuando varias AMPA y responsables de los centros educativos le trasladaron el apuro de muchas familias que, dada su situación económica, tienen dificultades para comprar los libros de texto y otros elementos necesarios para que sus hijos acudan a la escuela. “Hay mucha necesidad pero no se hace pública para preservar la identidad de los menores”, subrayan.

La hermandad, que tiene su sede en la parroquia Nuestra Señora de Francia, colabora desde hace mucho tiempo con los Hermanos de la Cruz Blanca y el Hospital de la Inmaculada en la recogida de alimentos. Sin embargo, ante el inicio del curso escolar, sus miembros creyeron conveniente “echar una mano” a las familias que más dificultades tienen para adquirir el material escolar y que ello no sea un impedimento ni represente una dificultad para los padres y madres a la hora de escolarizar a los pequeños.

Ayudar a los más necesitados es la mejor manera de celebrar su 20 aniversario, que se completará con una charla y una eucaristía solemne que tendrán lugar el próximo mes.