CD TENERIFE> LA actualidad

Agné estalla

El pésimo estado de forma en el que ha regresado Anthony Lozano tras estar convocado con su selección ha provocado las iras del entrenador blanquiazul, quien ayer se quejó amargamente en la sala de prensa del Heliodoro Rodríguez López. Es más, confirmó que el delantero padece un principio de osteopatía de pubis, una lesión que le impedirá jugar contra el Zaragoza este fin de semana y, probablemente, alguna más.
El preparador reconoció que le daba “miedo” que el catracho se marchara a disputar el Preolímpico con Honduras, a la cual metió en los Juegos Olímpicos de Río 2016. “No sé lo que ha hecho ahí, ni cómo ha entrenado o descansado. Ha jugado varios partidos en pocos días, y no lo podemos controlar, no está en nuestras manos”, explicó el preparador, quien además señaló que el caso se puede volver a repetir: “Ahora le pondremos bien y a lo mejor lo vuelven a llamar, eso me da miedo”.

No se aventuró a decir cuánto tiempo estará de baja el punta, pero sí que señaló que las dolencias hay que tratarlas a tiempo. “Hay que ver cómo se trata y cuánto tiempo estará así. Le duele correr a trote suave y tiene dolor agudo en la inserción del aductor, es un principio de osteopatía y además tiene un hueso un poco inflamado. En resumen, hemos dejado un futbolista y ha vuelto lesionado”, insistió.

La lesión que sufre el punta la conoce perfectamente, pues es la misma que tuvo él en su época de profesional. “Yo estoy operado de pubis”, reconoció, al tiempo que admitió que hoy en día pocos casos acaban en el quirófano, pero sabe que “no permite hacer mucho porque es un dolor agudo. No te permite esprintar, hacer zancadas, giros, todo depende de lo aguda que sea. Suponemos que tendrá solución, pero hay que tener mucho cuidado porque si no se corrige a tiempo puede derivar en una inflamación importante y ya no hay tu tía, esperemos que no sea el caso. Tiene la misma que tuve yo. Pero han pasado 20 años y los tiempos han cambiado”, expuso.

Por otro lado, volvió a quejarse de que un club tenga que desprenderse de un jugador para que juegue con su selección. “No me hace ninguna gracia, porque no me parece bien que un club pague a un futbolista, lo deje y que vuelva lesionado y no produzca. Yo no soy médico, pero sé lo que es esta lesión. He tenido futbolistas que han estado con esa lesión y han estado jugando. Estoy convencido de que se solucionará. Lo que me fastidia es que ahora que lo tenemos aquí no podamos contar con él”, recalcó por último sobre este aspecto.

Otra baja que tendrá este domingo es la de Cristian, quien ante el Leganés sufrió una lesión que también hará que esté en el dique seco varias semanas. También lloró el aragonés la pérdida de este lateral reconvertido en la Isla a centrocampista. “No hay un jugador igual. Cristian te da trabajo, juego, dinamismo, y experiencia. Hay otros más posicionales, otros más dinámicos, pero que reúnan lo que el reúne no”, dijo.

¿Cómo afectará al dibujo táctico del equipo esta baja? Agné lo tiene claro. “Implica seguir jugando igual, más allá del posicionamiento que tengamos. Hemos venido con este posicionamiento y lo hemos ido cambiando durante los partidos también. Nos movemos sobre dos maneras de jugar. Veremos. La pieza la elegiremos en función de respecto a qué. Opciones hay una más de bloque y otra más dinámica, pero hay que tener presente el equipo que tenemos delante”, abundó.

Así las cosas, sin Lozano y sin Cristian García, Agné no tiene claro el once inicial que pondrá en liza este domingo en La Romareda. “Tenemos mañana (por hoy) para volverme a encerrar en un cuarto oscuro, ver vídeos del Zaragoza y decidir. A ver si se me enciende la luz y salgo con el nombre propio. Al final es ver algo y pensar por donde les podemos pillar. Los entrenadores a veces nos guiamos por intuición, pero hoy no sé decir cuál voy a elegir, manejo un par de opciones”.

También habló de su vuelta a Zaragoza, a su tierra y a su club. “Es mi tierra, es mi casa y soy lo que soy gracias a ellos, porque me fueron a buscar en su día”.

19 jugadores irán a Zaragoza
Debido a las bajas existentes, Agné convocó ayer a 19 jugadores para formar la convocatoria que hoy se desplazará a Zaragoza para medirse mañana al cuadro maño. Los citados son los porteros Dani y Roberto; los defensas Germán, Alberto, Carlos Ruiz, Aurtenetxe, Jorge y Raúl Cámara; los centrocampistas Vitolo, Ricardo, Suso, Tommy, Aitor Sanz, Jairo, Abel y Omar Perdomo; además de los delanteros Pedro Martín, Nano y Cristo González. El preparador aragonés entiende que ante su exequipo al CD Tenerife le espera “un partido duro. Ellos empezaron tomando la iniciativa y jugando como un equipo de calidad, pero ese mal inicio provocó que intentaran encontrar el equilibrio como bloque. Les ha hecho más intensos y duros. Espero un rival muy peligroso”. Un rival, no obstante, que quedó eliminado de la Copa del Rey el pasado miércoles, pero cree Agné que seguramente no pagará ese sobreesfuerzo. “Jugó con cinco o seis habituales y el resto no. Perdió de rebote en el último minuto. Está en un muy buen momento ahora mismo, tal y como recibimos al Leganés el fin de semana”, señaló al respecto. “Sus individualidades son peligrosas y vienen de 7 de 9 puntos. De local querrá acercarse de una vez por todas a los puestos de arriba”, concluyó.