Alfonso Alonso ve irresponsable abrir un debate “oportunista” sobre una ley de muerte digna

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha visto irresponsable abrir en estos momentos un debate “oportunista” sobre una ley de muerte digna tras el fallecimiento este viernes de Andrea, la niña de 12 años con una enfermedad neurodegenerativa irreversible, puesto que entendió que el asunto requiere de una reflexión “mucho más pausada”.

“No me gusta abrir debates oportunistas y mucho menos hacerlo porque uno tiene un interés electoral sobre una situación dramática como la que hemos vivido y en la que hay que ser muy cuidadoso con la situación de los padres y muy respetuoso también con los profesionales”, dijo.

En declaraciones a los medios de comunicación, el ministro recordó que en España hay una Ley de Autonomía del Paciente que dice que a nadie se le puede obligar a seguir un tratamiento.

“Uno tiene derecho a rechazar un tratamiento –añadió– y la Ley dice que todo el mundo tiene derecho a cuidados paliativos que le hagan el tránsito lo más digno y sin dolor que se pueda hacer y en las mejores condiciones”.

Alonso insistió en que la legislación española prohíbe también la obstinación terapéutica, agregando que los médicos tienen un código deontológico donde todas estas cuestiones “quedan perfectamente claras”.

“Me parece irresponsable abrir debates oportunistas. Esto requiere mucha más serenidad y una reflexión más pausada”, concluyó.