La apuesta informativa por el Sur revolucionó el periodismo insular

Sur de Tenerife. / DA
Sur de Tenerife. / DA

DIARIO DE AVISOS fue el primer periódico en apostar decididamente por el sur de Tenerife. Bajo la dirección de Leopoldo Fernández Cabeza de Vaca, que llevó las riendas del rotativo entre 1976 y 2007 -llegó a ser el director con mayor antigüedad al frente de un medio escrito en España- el DIARIO marcó un antes y un después a principios de los años 80 con la apertura de una delegación en esta comarca que llegó a tener cuatro periodistas, un redactor gráfico y una administrativa. Al frente de la misma se situó Bernardo Morales, un periodista que creó escuela y que fue capaz de explorar, con éxito, un camino sembrado de dudas hasta ese momento.

“Lo que hicimos fue aplicar el sentido común”, recuerda Leopoldo Fernández. “En aquellos años, desde el punto de vista informativo costaba abrirse un hueco mayor del que teníamos en Santa Cruz y La Laguna, y nos planteamos crecer hacia el Sur. Era lógico porque la comarca estaba en un proceso de expansión brutal por el boom turístico”, recuerda.

“En aquellos años la comarca era, informativamente, lo más parecido  a un desierto”

“El Sur representaba la pujanza, el desarrollo, pero nuestro interés informativo era ambicioso, y quería abarcar desde el Valle de Güímar hasta Santiago del Teide. Teníamos claro que si dábamos el paso, lo hacíamos en toda la extensión geográfica de la comarca”, señaló Fernández. Así, propuso la idea al Consejo de Administración del periódico y este la respaldó unánimemente. En aquellos momentos presidía el órgano rector Pedro Modesto Campos, una persona sensible con el sur de la Isla, al ser uno de los empresarios pioneros en el sector turístico.

“Desde el punto de vista de la información, el Sur en aquella época era lo más parecido a un desierto. Arona, por ejemplo, tenía una población tres veces menor que la actual. Ni siquiera había corresponsales, sencillamente porque allí no se ejercía el periodismo. Pero siempre pensamos: el que da primero da dos veces. Había que hacerlo”, apunta el exdirector, que tiene claro que el futuro pasa por esa zona: “Municipios como Adeje, Arona o Granadilla han registrado un proceso de desarrollo muy importante gracias, sobre todo, a la iniciativa privada, pero sin olvidarnos de la construcción de la autopista, que fue la clave del despegue”.

Bernardo Morales (izq.) y Leopoldo Fernández. / DA
Bernardo Morales (izq.) y Leopoldo Fernández. / DA

El tiempo le ha dado la razón. El DIARIO, fiel a su política de cercanía con los ciudadanos, otorgó voz a los pueblos del Sur, como también hizo con el Norte. La esencia de la proximidad, aquel espíritu entrañable con el que nació en la isla de La Palma, ha perdurado con el paso de los años. Y aquella semilla plantada, recién estrenada la década de los ochenta, ha permitido el nacimiento de un árbol de sólidas raíces que, casi 35 años después, sigue multiplicando su ramaje.

Referente pionero

Si hay un nombre que marcó una etapa del periodismo en la comarca sureña ese es el de Bernardo Morales. Informador de raza, ingresó en el DIARIO en 1977 de la mano de otro compañero inolvidable, Manuel Iglesias. Cuatro años después asumió la responsabilidad de convertirse en el cronista del Sur. Su talento profesional lo convirtió en una referencia en la información social, política y económica. Leopoldo Fernández Cabeza de Vaca lo define con una frase: “Morales fue el alma del Sur”. Recuerda que cuando en 1981 le propuso el cargo lo asumió “con ilusión y como un desafío personal”. Para el exdirector, contaba con una gran virtud profesional: “Era una persona extraordinariamente prudente que sabía capear los conflictos y reservarse algunas cosas para sacar la primicia en su momento. Manejaba mucha información sobre inversiones y proyectos. Contaba con una especie de socarronería que lo convertía en una persona singular, yo diría que hasta divertida”. El 14 de junio de 2013 Bernardo Morales fallecía a los 59 años. Su cargo como delegado en el Sur sería ocupado por el periodista José Luis Conde, que consolidó el proyecto informativo del DIARIO DE AVISOS en la comarca.