El Ayuntamiento sufre un colapso en los suministros

El Ayuntamiento de Arona ha puesto en marcha un plan de choque para regularizar y abrir al concurso público la prestación de servicios y suministros esenciales para el funcionamiento de la administración y que, en los últimos años, se abonaban sin un criterio distributivo previo y con facturas con informes negativos, ya que superaban las cuantías máximas anuales establecidas y, en muchos casos, incluso carecían de contrato en vigor.

Esta realidad ha supuesto “una situación de colapso que incide en el periodo medio de pago, cuando no tenemos un problema económico, porque hay fondos, pero sí terrible de gestión”, manifiesta el alcalde, José Julián Mena, quien explica que “los técnicos municipales están elaborando los pliegos para licitar y adjudicar estas prestaciones, que sacaremos a concurso lo antes posible” y que incluyen asuntos tan sensibles como la adquisición del carburante, del material de ferretería y oficina, la reparación del parque móvil local (que incluye los vehículos policiales), el control de plagas en los edificios y ámbitos públicos, la recogida de animales abandonados, la seguridad o, incluso, alquileres que albergan instalaciones municipales y el vestuario de la Policía.

En total, se sacarán a concurso un total de 13 servicios cuya cuantía anual supera el importe del contrato menor, fijado en 18.000 euros. Además, se ha incluido en cada pliego a todos los patronatos (Turismo, Servicios Sociales, Deportes y Cultura), lo que implicará ventajas como mejores precios al haber mayor volumen.

La concejal de Contratación, Control Presupuestario, Administración Local y Participación Ciudadana, Fabiola García, explica que “nos hemos encontrado una situación terriblemente compleja, con personas que han prestado un servicio y tienen derecho a cobrarlo, pero la Administración no cumplió con obligaciones esenciales, como abrirlos a la concurrencia pública. Ahora diseñamos una estrategia integral para regularizar este asunto”. Los servicios y realización de suministros que se sacarán a concurso dentro de este plan de choque incluyen los alquileres, la adquisición de material de oficina y de ferretería, combustibles, sonido e iluminación, transporte a eventos, transporte regular, vestuario, seguridad, reparación de vehículos, publicidad, recogida de animales y control de plagas y desinsectación.