pintura

CajaCanarias expone 60 obras cedidas por el Museo del Prado

El comisario de la muestra, Fernando Pérez-Suescun, junto a una de las pinturas de Los objetos hablan. | DA
El comisario de la muestra, Fernando Pérez-Suescun, junto a una de las pinturas de Los objetos hablan. | DA

La sala de exposiciones de CajaCanarias se convierte durante tres meses en una extensión del madrileño Museo del Prado. 62 piezas pertenecientes a la principal galería nacional, una de los más visitadas del mundo, se exponen hasta el próximo 16 de enero en la sede santacrucera de la fundación. La colección, titulada Los objetos hablan y que abarca un arco cronológico de 450 años, hasta la segunda década del siglo XX, ofrece una oportunidad única para el público tinerfeño de acercarse a obras maestras de artistas como Rubens, Sorolla, Zurbarán, Murillo, Francisco de Goya o Ribera.

La presentación de la exposición, celebrada en la mañana de ayer, contó con la presencia de Andrés Orozco, director territorial de Caixabank en Canarias; Alberto Delgado, presidente de la Fundación CajaCanarias; Ignasi Miró, director del área de cultura de Bancaria La Caixa; Álvaro Marcos Arvelo, director de Acción Cultural de CajaCanarias; Karina Marotta, coordinadora general de Conservación del Museo del Prado, y Fernando Pérez-Suescun, comisario de la muestra. Esta llega a la Isla tras una exitosa trayectoria por diversas ciudades peninsulares (Cádiz, Zaragoza, Tarragona, Lleida o Girona), congregando a más de 150.000 visitantes.

La exposición estará en Santa Cruz durante 13 semanas, hasta el 16 de enero

Pérez-Suescun destacó el “carácter didáctico” de la exposición, gracias al trabajo de documentación del que se ha acompañado cada una de las obras presentes. También se refirió a “los guiños” que propone la estructura de la muestra, a través “de la colocación de unas obras junto a otras, nunca de manera casual”. “Todo visitante puede entender y sentirse identificado con sus representaciones, con aquellos objetos cotidianos que se recogen a través de las obras”, destacó el comisario. Karina Marotta incidió en la singularidad de la muestra y valoró dos aspectos concretos: desde el punto de vista conceptual, manifestó, “la asociación libre y experimental de las obras”. Y desde la propia pintura, “la posibilidad que se le brinda al espectador de observador desde muy cerca las obras. Esto no ocurre en el Prado”.

Compuesta exclusivamente por obras del Museo Nacional, junto a las pinturas se hallan ocho objetos de arte decorativos, piezas de primer orden que tradicionalmente han quedado relegadas o ensombrecidas por las creaciones y los nombres de los principales pintores y escultores europeos de los siglos XV al XIX. La obra más antigua de las expuestas es una medalla de Felipe II, fechada en 1559. La más reciente, la figura de una mujer en la playa, pintada por Cecilio Pla en la segunda década del siglo XX.

Acto de presentación de la exposición, celebrado ayer. | S. M.
Acto de presentación de la exposición, celebrado ayer. | S. M.

ÚLTIMO ACTO DE OROZCO
Andrés Orozco aprovechó la presentación de la exposición para despedirse oficialmente del cargo de director territorial de Caixabank en Canarias. Hoy es su último día en el puesto, del que se prejubila tras 17 años. “Que el Museo del Prado vaya a pasar las Navidades con nosotros es todo un regalo”, celebró. Recordó que su estreno al frente de Caixabank fue también con una exposición, la titulada Egipto milenario. Y recalcó el “inmenso honor” que supone decir adiós con una muestra de la colección del Prado “en mi tierra y en mi casa”, apuntó.