SOCIEDAD

El Campus de Excelencia, ante su examen final

El CEI Canarias obtuvo el respaldo unánime del Parlamento regional. / DA
El CEI Canarias obtuvo el respaldo unánime del Parlamento regional. / DA

Premiado en el año 2010 con el máximo sello de distinción del Gobierno central por su apuesta geoestratégica-tricontinental, el Campus de Excelencia Internacional (CEI) de Canarias estaba concebido como un elemento clave para el desarrollo del nuevo modelo económico, productivo y social del Archipiélago. No en vano, aspiraba a convertirse en el centro atlántico de referencia en el impulso del talento y de proyectos docentes, de investigación, de innovación y transferencia para el eje Europa-África-Latinoamérica.

Cinco años después de lograr ese sello -que además supuso una inversión estatal superior a los seis millones-, los recortes presupuestarios y la falta de compromiso de las administraciones públicas han situado al CEI en una compleja coyuntura, ya que este mes finaliza el periodo de valoración de los objetivos logrados y todavía se desconoce cuáles son las intenciones reales del Gobierno central acerca de su continuidad.

De hecho, según confirman desde la Universidad de La Laguna (ULL), durante este año se han llevado a cabo reuniones entre las universidades y el Ministerio de Educación para analizar el futuro de los campus de excelencia en toda España, pero a día de hoy estos siguen sin contar con una ficha financiera que asegure su continuidad. Las mismas fuentes recalcaron que la ULL tiene interés por mantener el proyecto, sobre todo porque se trata de un sello de calidad de la institución, pero si no hay implicación de las administraciones resulta “inabordable” presupuestariamente. Paradójicamente, se da la circunstancia de que en las próximas semanas el CEI Canarias recibirá los resultados de la evaluación final del controvertido programa, que presumiblemente tendrá una puntuación positiva, lo que otorgaría el sello permanente de excelencia al campus isleño.

Como ya publicó este periódico, el pasado mes de diciembre terminó el periodo de ejecución de los fondos que tenía asignado el CEI Canarias, una partida que no se pudo ampliar. Esta circunstancia ha generado una importante pérdida de liquidez, ya que desde el año 2012 no hay una línea de financiación específica para los campus por parte del Ministerio, que continúa siendo reacio a dotar de más fondos a las universidades. En el caso de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria, la deuda supera los cinco millones de euros, porque apenas se acaban de empezar a abonar esos 6,4 millones que ambas instituciones académicas debían devolver en los próximos 15 años para no perder el sello otorgado por el Ministerio. El Campus de Excelencia se nutre de los fondos que captan los grupos de investigación y la universidad en su dinámica natural, potenciada por lo que se invirtió anteriormente, pero si no hay ingresos estables, el proyecto acabará muriendo, porque la ULL y la ULPGC apenas pueden retornar anualmente al Ministerio unos 600.000 euros entre las dos.

Por eso, la única solución posible pasa por la búsqueda de nuevas oportunidades financieras, “para poder dotar de fondos que permitan seguir atendiendo las evaluaciones con inversión”, subrayan desde la universidad lagunera. En estos años de vigencia, el CEI Canarias ha movilizado al menos 130 millones de euros en diferentes acciones, como la creación de una red de parques científicos y tecnológicos o proyectos competitivos con financiación europea como EcoAqua, referido a la acuicultura; la captación de talento o la puesta en marcha de un nuevo centro tecnológico para el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). En su último informe, los evaluadores del Ministerio dejaban claro que “las universidades canarias han sido capaces de entender cómo contribuir a la economía europea a través del desarrollo del entorno socioeconómico y territorial de su región, sensibilizar a las instituciones locales y regionales para que se apoyen en el conocimiento que producen, a la vez que utilizar este para mejorar las condiciones económicas y de vida de países de su entorno, especialmente de África Occidental y Latinoamérica”.

Algunos proyectos

-Máster en Biología Marina. Inició su andadura el curso pasado y realiza actividades de campo en El Hierro y Cabo Verde, donde además de la observación y estudio de cetáceos, se analizan condiciones de contaminación, estabilidad de los ecosistemas y funcionamiento de las reservas marinas, su integración con las actividades de pesca y de ocio y las dinámicas de poblaciones de peces.

-Programa de Ciencia Abierta. Se han generado proyectos en áreas de sostenibilidad, cambio climático y aplicaciones tecnológicas en astrofísica. Además, se han realizado actividades en temas de contaminación y depuración de aguas, desarrollo de nuevos materiales para la generación de fuentes de energías renovables y la implementación de sistemas ópticos basados en tecnología plenóptica para telescopios.

-Cibican. El pasado 26 de marzo se colocó la primera piedra del Centro de Investigaciones Biomédicas de Canarias, ubicado en la trasera del Hospital Universitario de Canarias (HUC) y al lado de la Sección de Medicina de la Facultad de Ciencias de la Salud.

-IAC-Tech. Se instalará en el Parque Científico de La Laguna. Actualmente se está elaborando su plan de arranque y sus estatutos. Con un presupuesto de 4,6 millones de euros, está previsto que sea un centro puntero a nivel europeo en instrumentación científica avanzada.