La capitalidad turística de Santa Cruz – Por José Manuel Bermúdez

El incremento de cruceristas llegados a la ciudad, junto al aumento de turistas alojados en el Norte y Sur que se acercan a Santa Cruz o la creciente ocupación apreciada en nuestros establecimientos alojativos son hechos que evidencian un cambio de signo en la capital tinerfeña. Así, entre enero y septiembre se ha producido un alza del 9,31% en el tráfico de cruceros, en comparación con el año anterior, según datos de la Autoridad Portuaria, mientras que seguimos liderando el gasto turístico en Canarias, con un crecimiento más que notable en el segundo trimestre, respecto al anterior, cifrado en un 20%. De este modo, el gasto medio por turista y día supera los 177 euros, por encima de los 129 euros en todo el Archipiélago.

Los datos citados no solo invitan a la ilusión sino que también evidencian la clara vocación turística ostentada por Santa Cruz, sobre la base de crear un producto determinado y sacar adelante ideas que puedan ser llevadas a la práctica. De ahí la celebración, en el curso de esta semana, de las primeras Jornadas Técnicas de Turismo, en las que reunimos a expertos y representantes de entidades públicas y privadas para analizar y debatir los objetivos estratégicos del Plan Director diseñado por el Ayuntamiento para el sector. El ejercicio ha supuesto la identificación de una treintena de proyectos que permitan fortalecer esta vocación y avanzar en el diseño de acciones que, vinculadas a una estrategia global, mejoren nuestra posición en ese mercado.

En este sentido, la innovación al servicio de los gustos del cliente ha de jugar un papel fundamental en una oferta reforzada que debe incluir, por ejemplo, la promoción del Carnaval. No solo durante su celebración sino también el resto del año, a través de la Casa del Carnaval, un proyecto que ya está en marcha. Sucede igual con el Palmetum, considerado como uno de los diez jardines botánicos de palmeras más importantes del mundo. O con el macizo de Anaga, que se ha visto reforzado con una marca inmejorable, a partir de su declaración como Reserva de la Biosfera y debemos aprovechar todo su potencial porque el 75% del parque rural se halla en nuestro término municipal.

Asimismo, vamos a consolidar a Santa Cruz como destino del turismo de negocios y sede de congresos y convenciones, un asunto en el que ya venimos trabajando y que permitió, por ejemplo, que la patronal hotelera española celebrase aquí su primer congreso fuera de la Península. Algo habrán visto en nuestra ciudad para que se decantaran por ella entre los miles de enclaves turísticos existentes en España. Por eso es una buena noticia el anuncio hecho por el consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, acerca de la mejora de las condiciones del Recinto Ferial como espacio para la celebración de congresos.

Otro de los ejes primordiales de la estrategia tiene que ver con el aprovechamiento del litoral y la recuperación del mar. Disponemos de 58 kilómetros de costa, de los que 12 están ocupados por el Puerto. La apuesta por la competitividad de esta instalación resulta compatible con la recuperación de parte del litoral para el disfrute ciudadano. El enlace Puerto-Ciudad, desde el actual atraque de Fred Olsen a la desembocadura del barranco de Santos; la nueva playa de Valleseco y la mejora de Las Teresitas son tres proyectos básicos para el ciudadano y el visitante, en perfecta armonía. Porque, sin necesidad de confundir amabilidad con servilismo, cualquiera de nosotros está llamado a jugar un papel esencial en esta estrategia, desde la cordialidad en el trato y la profesionalidad en el servicio.

Además de las conclusiones surgidas en cada una de sus mesas de trabajo, extraigo de estas Jornadas de Turismo tres factores determinantes para el éxito de esta estrategia: ilusión, participación y compromiso. Su aplicación en el trabajo que nos queda por delante, de manera consensuada y coordinada, nos permitirá cumplir los objetivos estratégicos del plan diseñado por el Ayuntamiento para hacer de Santa Cruz la capital turística de una isla y un archipiélago turístico. Si todos caminamos en la misma dirección, pronto alcanzaremos esa meta crucial para la dinamización económica y la creación de empleo.

*ALCALDE DE SANTA CRUZ DE TENERIFE