Tertulia habanera

Centenario del natalicio de Tin-Tan – Por Othoniel Rodríguez

Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo (1915-1973), uno de los cómicos más célebres del cine mexicano, artista completo, bailaba, cantaba y hacía comedias, fue el creador del término spanglish. Revolucionó la década de los 40 del pasado siglo y se convirtió en una leyenda de oro del cine mexicano. Un ejemplo fue su filme titulado Músico, poeta y loco, que batió récords de audiencia. Con motivo del centenario del nacimiento del Pachiuco de oro, mote que lo inmortalizó, se hizo el anuncio por parte de las autoridades culturales de ese país de una cinta biográfica basada en el libro La historia de Tin-Tan, cuyo estreno está previsto para el próximo año.

Por otra parte, el Museo del Cine Mexicano inauguró la muestra festejando los cien años del nacimiento del Rey del barrio, otro mote de este gran comediante musical, aprobada y apoyada por sus hijos Rosalía y Carlos Valdés, en conjunto con la filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Taller Ernesto García Cabral. También en Ciudad Juárez, Chihuahua, el director de Desarrollo Urbano, Eleno Villalba, informó de que se autorizaron los recursos federales con un fondo de cinco millones de pesos para la consecución de la Sala de Arte Tin-Tan. A la iniciativa de los festejos por el centenario de Tin-Tan se unió la Cinemateca de Cuba, la cual programó una semana de cine mexicano en la Sala 23 y 12 de la zona El Vedado, con una retrospectiva de las mejores cintas de este comediante musical, entre las que se exhibió El mariachi desconocido (1953), con Tin-Tan en La Habana, una comedia de enredos de 89 minutos dirigida por Gilberto Martínez Solares donde Tin-Tan, acompañado de la vedette cubana Rosita Fornés, canta el bolero Piel canela, del puertorriqueño Bobby Capó, filmado en el salón de arcos de cristal de Tropicana, con el cuerpo de baile de este cabaret, dirigido por Rodney, lo que constituyó un éxito de taquilla en México, Cuba e Iberoamérica.