BALONCESTO

Demasiado intermitente

El Iberostar Tenerife sufrió su primera derrota de la pretemporada al caer por 70-75 frente al Sevilla en un partido trabado, en el que los andaluces se aprovecharon de los errores de los aurinegros especialmente en el triple, con solo el 25% de acierto, para conseguir llevarse un triunfo de la Isla.
Los de Alejandro Martínez no mostraron quizás la frescura del duelo frente al CAI Zaragoza en el Trofeo Ciudad de Palma, pero desde un primer momento lograron las primeras rentas a su favor. Gracias a Richotti y Abromaitis, un jugador con muy buena pinta de cara a este curso, los locales consiguieron poner el marcador en 16-6, mostrándose superiores a su oponente. Los sevillanos reaccionaron, gracias a un parcial de 0-5, para acabar cerrando el cuarto 19-13.
Los andaluces darían la primera advertencia en el segundo cuarto, cuando un parcial de 2-9, con casi cuatro minutos sin poder anotar por parte local, provocó el tiempo muerto de Alejandro Martínez.

Una técnica señalada a Slokar más un triple de Richotti provocaría que los aurinegros retomaran la iniciativa en el electrónico, en unos segundos 10 minutos en los que ambos conjuntos parecieron ir demasiado a tirones en su juego.

Al Baloncesto Sevilla le sentó mejor el paso por los vestuarios. Scott Bamforth, mejor jugador del encuentro de ayer, comenzaría a asumir responsabilidades anotadoras para, esta vez sí, dar la advertencia definitiva. Los hispalenses llegarían a dominar en el marcador por 40-47, con Kerry Carter como principal estilete del CB Canarias, buscado una y otra vez posiciones de tiro. El estadounidense no ha defraudado hasta el momento, siendo un jugador que, a pesar de tener, a priori, un rol secundario, ofrece continuas muestras de calidad.

Pero a pesar de Carter, el juego interior visitante, especialmente Uros Slokar, era un quebradero de cabeza para los locales, que, además, comenzaban a tener problemas de faltas. Un triple de Beirán sobre la bocina, para cerrar el parcial con 51-54, hacía creer en la remontada. Pero, como sucediera en dos de los tres cuartos anteriores, el Sevilla volvió a entrar en escena mejor que el Iberostar Tenerife. Otro parcial, esta vez de 0-6, volvía a dejar a los tinerfeños nueve puntos por debajo de su rival, que se aprovechaba una y otra vez del juego interior para mantener dicha distancia.

Quedaba intentarlo a la heroica, pero tampoco fue posible. Entre otras cosas porque, cada vez que el Iberostar trataba de tirar de su público y entrar en partido a base de acciones rápidas y a la contra, aparecía algún jugador rival, principalmente Bamforth o Jackson, para terminar de acabar con las esperanzas de los de Alejandro Martínez.

Los aurinegros acabarían por ceder ante un rocoso rival a la espera de cerrar la pretemporada, el domingo, frente al Valencia Baloncesto en la capital del Turia. Luego, el 10 de octubre, empezará lo importante frente al FIATC Joventut, en Badalona, en el primer compromiso de la temporada.