Un desfile para personas enanas promueve otra belleza en París