la laguna

Dotan al antiguo colegio Filial de Taco de un espacio lúdico-deportivo

El nuevo espacio lúdico-deportivo se ubicará en las canchas en desuso del antiguo colegio Filial de Taco. | F. P.
El nuevo espacio lúdico-deportivo se ubicará en las canchas en desuso del antiguo colegio Filial de Taco. | F. P.

Las canchas del antiguo colegio Filial de Taco, ubicado en la intersección de las calles Aguere y Vallehermoso de este barrio lagunero, se transformarán pronto en un nuevo espacio lúdico-deportivo municipal que contará con una minicancha de fútbol-básquet, un parque infantil, un skatepark y un rocódromo. El área de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de La Laguna ha adjudicado ya las obras de este proyecto, por un importe de 146.163 euros, a la empresa Ecocivil Electromur G.E. S.L. y con un plazo de ejecución de cinco meses.

Según indica la memoria, este proyecto “se redacta ante la necesidad de ocupar un espacio ya existente de uso deportivo actualmente en desuso con una zona lúdico-deportiva que satisfaga las necesidades de ocio que demandan los vecinos de la zona, ante la presencia de un número considerable de colegios en los alrededores unido a la poca oferta lúdica, deportiva y de ocio pública”.

En concreto, la entrada de este nuevo espacio, con una superficie de más de 1.300 metros cuadrados, se ubicará en su fachada noreste, al fondo se situará el skatepark seguido de la minicancha de fútbol-básquet y por último, y más cerca de la entrada, se construirán el parque infantil y el rocódromo con sus espacios de seguridad correspondientes, mientras que el resto de la zona se dedicará a espacios de circulación.

CASI 500 METROS CUADRADOS
Más específicamente, el skatepark, de casi 500 metros cuadrados, contará con una zona de street y otra de bowl, que básicamente consiste en una piscina con dos niveles distintos y formas curvas en su perímetro. Mientras, el rocódromo, que ocupará unos 64 metros cuadrados, tendrá forma de L y cubrirá parte de dos paredes.
En cuanto al exterior del espacio, se mantendrá el cerramiento perimetral de la cancha actualmente existente, a la vez que se realizarán perforaciones puntuales a modo de ojos de buey, permitiendo así una visión directa del espacio desde el exterior y renovando, además, su imagen estética con la utilización de colores.