ECONOMÍA

Entra en vigor el decreto que impide cobrar la doble comisión bancaria

El Gobierno da de plazo hasta el 1 de enero a las entidades financieras para adaptarse al sistema de pago. / EP
El Gobierno da de plazo hasta el 1 de enero a las entidades financieras para adaptarse al sistema de pago. / EP

El Boletín Oficial del Estado (BOE) hizo público el sábado el real decreto ley que regula las comisiones por la extracción de dinero en efectivo en los cajeros de una entidad ajena al emisor de la tarjeta, aprobado el viernes en Consejo de Ministros. El banco propietario del terminal no podrá cobrar una comisión directamente al cliente, pero sí a la entidad emisora de la tarjeta, que podrá repercutir o no esta tasa al usuario, de forma total o parcial. Además, la pantalla del cajero deberá informar al usuario del importe máximo que se podrá repercutir.

El Gobierno ha establecido hasta el 1 de enero de 2016 para que las entidades puedan adaptar sus sistemas de pago a las modificaciones establecidas por esta norma. En el caso de que la retirada de efectivo sea a débito, la emisora de la tarjeta solo podrá repercutir al cliente la comisión satisfecha al dueño del terminal, pero no podrá cobrar ninguna comisión o gasto adicional. Si la extracción de dinero es a crédito, el Gobierno contempla que la emisora de la tarjeta pueda cobrar un importe adicional a la tasa cobrada entre bancos, ligada a la concesión del crédito. Eso sí, esta cuantía no podrá superar al que la emisora cobra a sus clientes por sacar dinero en efectivo a crédito.

El Gobierno indicó que el propietario del cajero y el emisor de la tarjeta podrán pactar libremente la comisión a pagar por este último. En caso de que no alcancen un acuerdo, el propietario de la máquina fijará una tasa uniforme en todo el territorio nacional, y no será discriminatoria. La cuantía se podrá revisar cada año. Las entidades de crédito deberán informar al Banco de España de las comisiones que cobrarán por la retirada de efectivo.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) deberá elevar un informe anual al Ministerio de Economía y Competitividad sobre los acuerdos y decisiones de las entidades en relación a las comisiones. El primer informe de la CNMC se emitirá en el primer semestre del próximo año. El Gobierno estima que en España se realizan más de 900 millones de operaciones de retirada de efectivo al año. El parque de terminales en España asciende a más de 50.000 máquinas. Por su parte, Adicae estima en 180 millones el “negocio ilegal frustrado” de las comisiones en los cajeros. La asociación concluye que un total estimado de 90 millones de operaciones al año son gravadas por ser realizadas con otras tarjetas.