fútbol

Errático derbi madrileño

El Atlético de Madrid y el Real Madrid firmaron tablas en el derbi de la capital disputado en el Vicente Calderón y marcado más por las imprecisiones de ambos equipos, que primaron por encima del buen juego, y en el que los locales igualaron en el tramo final por medio de Luciano Vietto el tanto inicial del delantero francés Karim Benzema.

No fue un derbi espectacular. Hubo tensión y emoción, por lo incierto del marcador, donde los de Rafa Benítez, discretos en la segunda parte, ofrecieron su versión de esta campaña basada en la pegada y en el orden defensivo. Benzema, peleado con los partidos contra los colchoneros, ejecutó la mejor jugada ofensiva madridista, y luego Keylor Navas y Casemiro fueron baluartes de un equipo que tampoco evitó irse sin los tres puntos de un feudo donde el año pasado ni había ganado ni marcado en cuatro visitas.

Los rojiblancos, por su parte, demostraron que no están en su mejor momento y salvaron in extremis una semana que podría haber sido fatal en lo anímico. Se mantuvieron con opciones hasta el final y sacaron premio a una segunda parte en la que tuvieron más ambición con el gol del argentino Luciano Vietto. Además, desperdiciaron un penalti en la primera mitad por medio de Griezmann, que se topó con el acierto de Keylor Navas. El portero tico detiene el segundo penalti del curso, tras parar el de Rubén Castro del Betis.

Al final, tablas que mantienen a los rojiblancos cerca de los dos favoritos y que evitan el liderato de los madridistas. Un resultado, tal como se produjo, que tuvo mejor sabor de boca para colchoneros que para merengues.