Tribuna villera

La Expedición Garoé

Después de quince años de puesta en marcha de los Objetivos del Milenio (ODM), se ha aprobado recientemente en Nueva York, con Obama y el papa Francisco de protagonistas, la cumbre sobre los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS). Van destinados a erradicar la pobreza en todas sus formas, en todo el planeta. Algunos ciudadanos estamos interesados en conseguirlo, al igual que algunas instituciones y empresas, a su nivel y a su manera. Por eso el grupo de reflexión hispano peruano MEN&SAN, Manuel Méndez, consultor en materia de cooperación, e Isidoro Sánchez, ingeniero de montes, van a llevar a cabo gracias al apoyo de los cabildos de El Hierro y Tenerife, del Ayuntamiento de La Orotava y de las empresas canarias Canaragua, Effico y Fonteide una expedición al Perú en noviembre próximo, para intercambiar actividades por ambas partes en materia de agua y de energía. Por ello llevamos a Lima, Nazca y Cuzco las experiencias que se han producido en Canarias desde el siglo XV. En agua, con la historia del Árbol Sagrado de los Bimbaches, el Garoé, que creció alongado sobre el barranco de Tigulate en la loma de Ventejis, asomado al norte y mirando al océano a una altura de mil metros sobre el nivel del mar. Las referencias de Zósimo y Tadeo son únicas en este sentido, así como los atrapanieblas construidos posteriormente que ocupan la atención del documental De Ventejis a Tajusara, que llevé a la Exposición Internacional del agua celebrada en Zaragoza en 2008, acompañado por María Mérida y del grupo Bimbache OpenART. Al igual que del libro Garoé, apoyado por el Cabildo de El Hierro. En materia de energía hidráulica llevaremos los ejemplos de La Orotava Energética, que recoge las dos plantas hidroeléctricas de Hacienda Perdida y La Abejera, construidas en los altos de la Orotava por una empresa privada en 1894 y por el Ayuntamiento de la Villa en 1931, respectivamente. En ambos casos con saltos de las aguas procedentes de la cuenca hidrográfica de los montes de Aguamansa, por encima de los mil metros de cota, que bajaban para regar fincas, mover los doce molinos de gofio y satisfacer las necesidades del pueblo de La Orotava. El proyecto hidroeólico de El Hierro, La Gorona del Viento, ocupará el tercer ejemplo de la sostenibilidad de Canarias que se expondrá en distintas universidades del Perú. De seguro que contribuiremos a cumplir con dos de los ODS al contar nuestras experiencias canarias, y son: 6. Garantizar la disponibilidad y gestión sostenible del agua, y 7. Asegurar el acceso a las energías asequibles, fiables, sostenibles y modernas. ¡Que así sea!