educación

El Gobierno estudia subir el sueldo y dar más estabilidad a los docentes

A pesar de llevar más de un lustro siendo los peor pagados de todo el país, los docentes canarios tuvieron que esperar hasta ayer mismo para al menos lograr el compromiso de la Consejería de Educación de que se estudiará una subida de sueldo para 2016. Igualmente, los responsables del departamento educativo también confirmaron que van a tratar de ampliar la oferta pública de empleo para los próximos ejercicios.

Estas son las dos medidas principales sobre las que empezó a trabajar ayer la primera mesa técnica presidida por el director general de Personal de la Consejería, David Pérez-Dionis. Este aseguró tras el encuentro con las organizaciones sindicales que el Ejecutivo autonómico va a trabajar en el marco de lo que establece la Ley Canaria de Educación “por el desarrollo social y el reconocimiento de los docentes isleños, y no descartamos cualquier mejora profesional y laboral de los mismos”.

Durante esta primera reunión también se abordó la confección de un calendario regular y estable de negociaciones y la revisión de las normas que regulan, por una parte, la adjudicación de destinos provisionales para los profesores que no tienen destino definitivo o que desean cambiarlo; y, por otra parte, el sistema de listas de empleo para los interinos. En este sentido, el director de Personal recordó la complejidad de este proceso, debido a la confluencia de determinados aspectos, como la diferencia entre el número de alumnos que se matriculan en junio y la matrícula definitiva de septiembre, mes en el que se han de ajustar los docentes a las necesidades reales de cada centro.

El Ejecutivo regional revisará las normas que regulan las actuales listas laborales

“En Canarias hay unos 900 centros públicos de enseñanza, con casi 280.000 alumnos y más de 21.700 docentes”, subrayó David Pérez-Dionis, quien recordó que Educación ha realizado este inicio de curso un “esfuerzo considerable” para que solo una semana después del inicio de las clases ya estuviese nombrada casi la totalidad de los profesores necesarios.

Los representantes sindicales que participaron en el encuentro valoraron la “predisposición” y el “talante” de los nuevos responsables del departamento educativo, pero dejaron claro que los docentes isleños son los únicos que no cobran los sexenios, que no perciben nada por las tutorías ni por compartir centros, entre otros. “No pretendemos ser los mejor pagados y entendemos las dificultades presupuestarias, pero sí queremos que haya un compromiso real para mejorar nuestra situación”, explicó al DIARIO el presidente de Anpe Canarias, Pedro Crespo.

En la misma línea se manifestó el secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, José Ramón Barroso, quien manifestó que las pretensiones de los profesores no son demasiado exigentes. “No hablamos de una cantidad elevada de dinero, porque la deuda global es de unos 40 millones para poder acabar con la discriminación salarial en Canarias y, además, esperamos que se incluya esa cantidad en los próximos presupuestos de la Comunidad autónoma”.