González: “Ojalá fueran a cobrar el pagaré porque así los cogían antes”

Presidente del grupo González Canarias / FRAN PALLERO
Presidente del grupo González Canarias / FRAN PALLERO

NORBERTO CHIJEB / TINERFE FUMERO

El empresario José Miguel González, conocido en toda la Isla por haber vendido el segundo premio de la Lotería de Navidad que repartió 200 millones de euros entre cientos de agraciados, se recuperaba ayer en su domicilio tras la agresión de la que fue objeto en la mañana del pasado lunes cuando se disponía a ingresar cerca de 40.000 mil euros en una sucursal bancaria ubicada en el casco urbano de Granadilla de Abona.

“En concreto eran algo más de 38.000 euros en efectivo y un pagaré de mil y pico… no lo podrán cobrar, pero ojalá lo intenten, porque así los cogerán más rápido”, bromeó ayer González en declaraciones efectuadas a DIARIO DE AVISOS, si bien el empresario sureño reconoció que lo peor, tras vivir una experiencia de características tan violentas como las acaecidas, es que “el miedo se te queda en el cuerpo”.

José Miguel González presentó ayer la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil de Granadilla por la sustracción del dinero en cuestión y la agresión sufrida por dos individuos que le abordaron desde una moto cuando se disponía a entrar en una sucursal bancaria de ese municipio sureño ubicada en la calle del Mencey de Abona.

Dos puñetazos

“Me abordaron cuando abría el maletero del coche; uno de ellos se bajó de la moto y me dio dos puñetazos, uno en el oído y otro en la nariz; no me caí al suelo, pero me quedé aturdido y se llevaron un maletín con el dinero y otro con papeles de contratos que iba a llevar a la gestoría”, relató el afectado.

El propietario del Grupo González, que gestiona la cadena de radio Onda Tenerife además de siete gasolineras Repsol diseminadas por media Isla (Adeje, Arico, Granadilla, San Miguel, Arafo, Geneto y La Laguna), se mostró tranquilo, aunque dolorido aún por la hinchazón de su nariz. Después de las pruebas médicas realizadas se observa una pequeña fisura, pero “hasta que no baje el hinchazón no se podrá saber con exactitud el alcance de la misma”, señaló la víctima del atraco.

Toma sus precauciones

Cuestionado acerca de si adopta medidas de seguridad propias de un empresario de sus características, José Miguel González se considera un hombre “precavido” y relata que habitualmente cuando tiene que ingresar cantidades de dinero “lo hago en distintas entidades y en horas diferentes, y a veces lo hace mi hijo”. A este respecto también añade González que se suele “fijar mucho si algún coche o alguien me sigue, pero la gente que no trabaja tiene mucho tiempo libre para seguirte”, comentó mientras reconocía que lo peor es imaginarse que tal día como mañana mismo “igual quienes me atracaron y golpearon pueden estar sentados a mi lado en cualquier cafetería de mis estaciones”.

Para impedirlo, la Guardia Civil ha dispuesto a sus investigadores para dar con los autores de este violento robo, que como recordará el lector actuaron minutos después de las 10 de la mañana para sorprender a González en el casco urbano granadillero.

Sospechas de reincidencia

Los delincuentes, que viajaban en una moto de gran cilindrada, ocultaron sus rostros con los cascos propios para usar este tipo de vehículos y tuvieron la precaución de colocar a la moto matrículas falsas, en uno de los pocos datos que han trascendido de la investigación ya en curso por el Instituto Armado.
Lo cierto es que los guardias civiles sospechan que los atracadores de este conocido empresario son los mismos que recientemente han robado a otras personas en zonas como Las Galletas y Adeje, habida cuenta de que el modus operandi es similar en todos esos casos.