sucesos

Hasta 16 absueltos de los 20 acusados en un macrojuicio por narcopatera

La interceptación de una narcopatera que llegó en diciembre de 2012 a las costas laguneras con 1.167 kilos de hachís a bordo se cierra en los Tribunales de Justicia con la absolución de 16 de los 20 acusados en un principio, a pesar de que 11 de ellos fueron detenidos aquella madrugada en Tejina.

La clave de tal resolución es la nulidad de las escuchas telefónicas que permitieron a la Guardia Civil saber que dicho desembarco iba a tener lugar, tal y como admitió la Sección Quinta de la Audiencia Provincial tinerfeña en su momento y ahora ratifica el Tribunal Supremo, que hace unos días admitió el recurso de dos de los cinco condenados en primera instancia al entender que existió “maquiavelismo probatorio”.

Ya en su día este periódico informó de que la anulación de las referidas escuchas, basada en que no se justificaron debidamente, lo que vulneró derechos fundamentales de los implicados en la trama. A pesar de ello la Audiencia condenó a dos de los acusados por su declaración de la vista oral, pero el alto tribunal entiende que, en realidad, sus palabras no solo no fueron autoinculpatorias sino que además eran en realidad exculpatorias. En una de dichas declaraciones, el acusado reconoció que estaba aquella noche en la playa tejinera, pero adujo que en realidad estaba pescando (a pesar de que no se le encontró arte de pesca alguno) y que si vestía un traje de neopreno era para combatir el frío.

Sea como fuere, el Supremo entiende que esa declaración no interrumpe el efecto de la nulidad de las escuchas y que por ello debe prevalecer. Los ahora absueltos habían sido condenados a cuatro años de prisión y al pago de dos millones de euros cada uno en concepto de indemnización.

Además cabe recordar que los dos varones de nacionalidad marroquí condenados han visto permutada su pena de cuatro años y seis meses de prisión por la expulsión del territorio nacional y la prohibición de retornar en los próximos ocho años.

En resumen, de los 20 acusados sólo dos irán a prisión porque de un total de 130 años de cárcel que en su día realizó el Ministerio Fiscal se han dictado penas de cinco años por dos delitos para uno de los acusados y otra de tres para otro por tenencia ilícita de armas.