El IMAS incrementa de 2,4 hasta 2,7 millones las ayudas básicas en 2016

Óscar García presidió el Consejo Rector del IMAS celebrado ayer, en el que se aprobó el presupuesto. | DA
Óscar García presidió el Consejo Rector del IMAS celebrado ayer, en el que se aprobó el presupuesto. | DA

El consejo Rector del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), reunido ayer en Santa Cruz de Tenerife, aprobó el anteproyecto de presupuestos para el año 2016, dotado con más de 13 millones de euros. Unas cuentas en las que la partida destinada a las Prestaciones Económicas de Asistencia Social (PEAS) -alimentos, agua o luz- se elevan hasta los 2.745.235 euros, el 14% más que en el año en curso, con un presupuesto de 2.400.000 euros. Según explicó el concejal del área, el popular Óscar García, “hemos podido incrementar esta partida en 345.000 euros frente a los 300.000 que se venía aumentando cada año”. García defendió que, aunque el presupuesto global crece en unos 200.000 euros (en 2015 fue de 12,8 millones), la reorganización de distintas partidas les ha permitido dotar con más presupuesto aquellas áreas más sensibles como las PEAS, “pero también las ayudas a la discapacidad, que crecen el 10%; las de alquiler, que llevaremos hasta los 2.600 euros, o dotar de más dinero al sistema telefónico para dar un mejor servicio”.

El edil detalló que el 84% de los 13.067.681 euros estará destinado a financiar PEAS, las estrategias de intervención de las personas sin hogar y el Servicio de Atención Domiciliaria. Preguntado por cuáles son los principales objetivos para 2016, García señaló que “nuestro mayor reto será ejecutar este presupuesto en la mayor cantidad posible”, una ejecución que, adelantó, “este año llevaremos por encima del 91%, la más alta en la historia del IMAS”. El presupuesto global en ayudas sociales crece el 8,79% respecto a 2015 hasta alcanzar los 5.223.861 euros (aquí se suman las PEAS, las subvenciones nominales a entidades del tercer sector, las ayudas a la discapacidad o las de enseres). Las estrategias de intervención con personas sin hogar alcanzan los 2.015.975 euros, el Servicio de Atención Domiciliaria suma otros 3.712.623 euros.

El presupuesto para 2016 se plantea, entre otros objetivos, abrir dos nuevos pisos supervisados para población en situación de exclusión social, uno de autonomía para personas sin hogar en su última fase del proceso de inclusión, y otro para jóvenes de hasta 30 años. Se creará un nuevo Servicio de Día para la infancia en Anaga y se aumentarán las ayudas de arrendamiento e hipotecas, pasando de 2.400 euros al año a un máximo de 3.000 euros.

ESTANCAMIENTO
El Grupo Municipal Socialista denunciaba ayer “el evidente estancamiento” del presupuesto del IMAS, que pasa de un incremento en 2015 del 6,5% a tan solo el 1,73% en 2016, con respecto al año anterior. Este escaso aumento se traduce tan solo en 200.000 euros más, explica el PSOE en una nota, motivo por el que ha votado en contra de la aprobación en el Consejo Rector.

Para el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Santa Cruz, José Ángel Martín, los servicios sociales “son la prioridad número uno” y los presupuestos en materia de políticas sociales presentados por el nuevo equipo de gobierno municipal hacen que Martín “mire con envidia” a los presupuestos de la Comunidad Autónoma que, entre otros asuntos, han duplicado el dinero para la PCI, pasando de 28 a 44 millones de euros en 2016, “mejorando directamente la vida de la gente”. Martín criticó además la ruptura por parte del PP de los programas puestos en marcha por los socialistas en el mandato anterior, al tiempo que indicó que el nuevo equipo de gobierno de Santa Cruz se suma ahora al partido de los recortes.

9 personas menos en el Pancho Camurria
El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife resaltó ayer el trabajo del operativo que actúa en las inmediaciones del polideportivo Pancho Camurria desde principios del mes de septiembre, coordinado por el alcalde del municipio y con la implicación de las concejalías de Seguridad Ciudadana, Atención Social y Servicios Públicos. Como resultado, en menos de dos meses nueve personas han desocupado la zona, lo que supone haber pasado de 29 a 20 casos registrados. Se sigue trabajando para dar soluciones a estas personas por razones de seguridad, dignidad e higiene, y no se ha permitido levantar ninguna nueva construcción.

Diariamente se actúa con estas personas, que reciben el apoyo y asesoramiento de los trabajadores sociales de la Unidad Móvil de Acercamiento (UMA). Se desarrolla un seguimiento pormenorizado, caso por caso, primando el reagrupamiento familiar y la utilización de los recursos públicos y concertados de que dispone el municipio. El concejal de Atención Social, Óscar García, remarcó la “labor excelente y entregada” de los trabajadores municipales, “una acción que merece ser reconocida en momentos especialmente delicados como las lluvias de la pasada semana, en que velaron por la seguridad y dignidad de estas personas”.

“No nos parece oportuno que se pretenda utilizar políticamente a ciudadanos que atraviesan situaciones extremas, con los que además se está trabajando de manera discreta, y mucho menos con fotografías posadas que en nada ayudan a paliar sus necesidades”, concluyó.