POLÍTICA

Una iniciativa legislativa popular pide reciclar el 100% de la basura

Vertedero insular de Tenerife, en el municipio de Arico. / DA
Vertedero insular de Tenerife, en el municipio de Arico. / DA

El Parlamento autonómico ha admitido a trámite la iniciativa popular de una Ley Canaria de Sostenibilidad Ambiental, a cuya tramitación ha dado también su visto bueno el Consejo Consultivo de Canarias, y en la que se plantean como objetivos para el año 2020 alcanzar al menos un 20% de penetración de energías renovables y reciclar el 100% de los residuos en el Archipiélago.

Esta iniciativa legislativa popular, promovida desde el Partido Verde Canario y que ahora deberá recabar al menos 15.000 firmas antes de su toma en consideración o no por el pleno del Parlamento, consta de ocho artículos. Están referidos al modelo energético (en el que se incide en los planes de ahorro para reducir la demanda de electricidad y planes de energías renovables, incluyendo específicos para sedes públicas), reducción de emisiones contaminantes (el 20% menos de gases de efecto invernadero en 2020), transporte y movilidad sostenibiles (entre otras medidas, fomentar el vehículo eléctrico), rehabilitación de edificios (con planes específicos de ahorro energético), y políticas de reciclaje.

Este último aspecto es el más ambicioso de la iniciativa, dado que se establece el objetivo de reciclar el 100% de los residuos en el año 2020, una meta aún lejos de los actuales porcentajes de recuperación en algunos tipos de desechos, aunque las cifras oficiales y de las empresas del sistema de gestión integrada, y las que aportan los grupos ecologistas suelen distar mucho entre sí. Este objetivo de la ley implica, además, que “en ningún caso se fomentará la incineración de residuos como solución a la gestión de los mismos”, según reza la iniciativa popular, una disposición que choca con las previsiones de cabildos como el de Tenerife, que tiene planificado el uso de una industria de este tipo en el complejo ambiental de Arico, pretensión que se ha topado con el rechazo de asociaciones vecinales y ecologistas y partidos, que alegan el alto coste de este sistema y la contaminación que puede generar.

Para evitar esta alternativa, la propuesta legislativa incluye como “objetivo” establecer planes para la recogida selectiva de la fracción orgánica y su posterior compostaje en todos los municipios canarios, así como planes de reciclaje promovidos por el Gobierno de Canarias que permitan “la posibilidad efectiva del residuo 0” en el Archipiélago.

Otra medida recogida en el texto de la iniciativa es la de que todas las Administraciones Públicas incorporen el ahorro energético y las energías renovables “entre los principios generales de su actuación y en sus procedimientos de contratación”. Asimismo, se recoge “incentivar a propietarios públicos y privados y el sector forestal en el aumento de la capacidad de captación de CO2 de los sumideros canarios”, así como reducir las emisiones de los residuos agrícolas.

En la exposición de motivos se subraya que los principios y objetivos propugnados son “coherentes con los establecidos en la Unión Europea y la legislación estatal” sobre ahorro y eficiencia energéticas, utilización de energías renovables y reducción de emisiones contaminantes.

Informe favorable del Consejo

El pasado 29 de julio la Mesa del Parlamento canario adoptó la admisión a trámite de la iniciativa legislativa popular para una Ley de Sostenibilidad Ambiental, y el 23 de septiembre el Consejo Consultivo emitió un informe favorable a su tramitación al no apreciar “causa de inadmisibilidad”, dejando, por tanto, al pleno parlamentario la decisión de tomarla en consideración o no. El órgano consultivo argumenta que la Comunidad Autónoma “ostenta competencia legislativa suficiente para lograr los objetivos del texto de la iniciativa popular”. Además, apunta que” debe convenirse” en que el contenido del texto “no tiene formalmente naturaleza presupuestaria” que impida su tramitación. Destaca además el Consultivo que las diversas materias de esta propuesta de ley tienen como hilo común la sostenibilidad.