ARAFO

Lemes, indignado: “El ministro Soria ha ninguneado a Arafo”

José Juan Lemes, alcalde de Arafo y exmilitante popular. / DA
José Juan Lemes, alcalde de Arafo y exmilitante popular. / DA

“El ministro José Manuel Soria, ha ninguneado a nuestro municipio al evitar mantener un encuentro con el gobierno local para tratar la situación del Polígono Valle de Güímar, pero sí se reunió con los empresarios de este ámbito y con la alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro”, manifiesta molesto el alcalde de Arafo, José Juan Lemes.

De este modo, Lemes reprocha la “actitud de Soria porque solo ha escuchado a dos partes, que son los empresarios y a la propia regente güimarera, pero lo que pensábamos el resto de los alcaldes del Valle”.

“Arafo tiene mucho que aportar a esta importantísima zona industrial, al igual que Candelaria, pero el ministro ha preferido ser sectario y ha dejado a un lado al municipio con mayor parte de suelo en el polígono Valle de Güímar”, resalta el alcalde.

“Nos encontramos ante un trato discriminatorio. Ahora, por mucho que desde el PP lo intenten camuflar como que la visita fue un acto de partido no debemos olvidar que Soria es ministro de España y, por su cargo, puede tomar o acelerar decisiones”. “No obstante -continúa-, me alegra enormemente ver cómo, por primera vez en 20 años, Soria se interesa por algo relacionado con Arafo. Sin duda, una buena noticia que espero no sea simplemente para ensalzar a quien, con medidas que separan, desconciertan y frustran ha logrado copar las noticias más leídas y discutidas en los medios de comunicación de este verano”, indica.

“Ahora bien, no es admisible que un ministro lleve a cabo actitudes sectarias y nos evite. Soria se ha quedado con la visión que tiene la alcaldesa güimarera sobre el polígono, que precisamente no se corresponde con la realidad que necesita esta zona para que siga progresando, más cuando Castro se opone por sistema y sin argumentos a los estatutos de la Entidad de Conservación consensuados entre los ayuntamientos de Candelaria, Arafo y Cabildo de Tenerife”, manifiesta Lemes. El alcalde recuerda que Castro “no ha asistido a las reuniones para tratar los estatutos del polígono, ni siquiera ha delegado en alguien, para luego permitirse la licencia de criticarlos y salir como la salvadora de los empresarios ateniendo demandas inasumibles y que podrían, si las aceptamos, llevarnos a los alcaldes y técnicos a prisión o la inhabilitación por contravenir leyes”.

Lo que escondía Castro
La visita de Soria “si nos ha servido, por fin -asegura Lemes-, para conocer las verdaderas intenciones de Carmen Luisa Castro después de dos años de trabajo. La alcaldesa ha reconocido que no piensa acarrear con los gastos a tres partes iguales del mantenimiento del Polígono, según lo acordado por los alcaldes del Valle en su momento: Domingo Calzadilla (Arafo), Gumersindo García (Candelaria) y Rafael Yanes (Güímar)”.

Castro desde hace tiempo “se arropa y utiliza a los empresarios, pero se olvida que su municipio ha participado de los beneficios del 33%. Arafo ha sido generoso desde un principio aceptando el reparto de los beneficios en esa proporción, cuando le hubiera correspondido un porcentaje mucho mayor, el más alto de todos los municipios del Valle. Lo grave y, a su vez paradójico, es que la concejal del PP de Arafo, Tamara del Pino, cuando se ha encontrado en la tesitura de defender a su partido o al municipio, siempre ha primado lo primero: el PP”, asegura.

José Juan Lemes reprocha a la edil popular el apoyo que está ofreciendo a la alcaldesa de Güímar en los asuntos relacionados con el polígono “únicamente por cuestiones de partido. No se entiende que Del Pino defienda unos intereses que perjudican seriamente al pueblo donde nació, en el que vive y por el que se presentó a las elecciones. Tamara del Pino se olvida que ella aprobó, junto al grupo de gobierno hace dos años, esos mismos estatutos. Lo único que hemos cambiado es la inclusión del Cabildo en la Conservación, adaptando los acuerdos de las últimas reuniones”, afirma.

Finalmente, Lemes resalta que le preocupa “que la raya azul, tan laureada por el PP, siente precedente y volvamos atrás en formas de hacer política que se suponía desterradas. Confío que todo quede como una anécdota, de lo contrario no sé qué será lo siguiente que se le ocurra a la alcaldesa más mediática de Tenerife o a cualquier otro responsable político para que se hable de ellos”, concluyó.


“Un liderazgo en entredicho”

Lemes también rechaza las acusaciones realizadas por la presidenta de la Asociación de Empresarios del Polígono, Raquel Malo, “a quien aconsejo quizás deba plantearse su liderazgo” al frente del citado colectivo. “Malo afirmaba que sólo Güímar había invertido dinero en el Polígono en estos dos años, pero en la reunión del 31 de agosto tuve la oportunidad de entregarle un listado con todas las actuaciones que se habían hecho y este jueves le haré llegar las facturas pagadas desde entonces y entre las que se incluye una actuación en el saneamiento”, expresa. El malestar de Lemes hacia Malo va a más porque “la pasada semana afirmaba que los estatutos aprobados por Arafo obligaban a los empresarios a sufragar los gastos de mantenimiento a partir del tercer año y hasta la vigencia de la Entidad de Conservación, 17 años más. Lógicamente esto no es así y tuvimos la oportunidad de manifestarlo el lunes tanto la alcaldesa de Candelaria como yo mismo al secretario de la Junta de Compensación, Antonio Daroca”.