política

Méndez (UGT) exige “claridad” a los partidos políticos sobre el cumplimiento del déficit

Foto EP
Foto EP

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha exigido este miércoles “claridad” a los partidos políticos que concurran a las Elecciones Generales para que definan “como van a conciliar la lucha contra el déficit con las prioridades” y no ocurra “como en Grecia”.

En una rueda de prensa celebrada en Tenerife, donde va a intervenir en el congreso regional del sindicato, ha insistido en que tras la advertencia de la Comisión Europea (CE), el Gobierno central debe retirar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016.

“Es un presupuesto fallido, no tiene credibilidad, es papel mojado”, ha comentado, incidiendo en que el Gobierno debe reconocer su “error”. Ha dicho que las cuentas no aportan estabilidad para el próximo ejercicio y aunque ha reconocido que son electoralistas, apenas suponen “una tirita” para frenar la “hemorragia” de la última Legislatura.

Cuestionado sobre si prevén nuevos recortes el próximo año como ocurrió en 2012, ha dicho que la situación actual “es mejor”, si bien ha advertido de que no se debe caer en “falsas expectativas” ya que con un crecimiento económico “excepcional” en 2015, “hay problemas”.

Según Méndez, “está por ver” que el crecimiento de este año sea “el peldaño de una escalera que va en ascenso”, y para evitar nuevos recortes, UGT propone, por ejemplo, una reforma fiscal que redistribuya los recursos “de forma distinta” y no pierda los 4.500 millones de la última aprobada por el Gobierno.

ADVIERTE DEL “RUNRÚN” CON LA REFORMA DE LAS PENSIONES

En este esfuerzo por la claridad, el líder de UGT ha incluido el debate sobre las pensiones, ya que vuelve a haber “runrún” y las alternativas que se escuchan son “lúgubres”. En esa línea, ha pedido que “no se diga una cosa de cara a la campaña”, y ha incidido en abrir el debate de como mejorar la financiación del sistema público de pensiones.

Méndez ha aprovechado su comparecencia ante los periodistas para reclamar la mejora de los salarios de los trabajadores –ve insuficiente la recuperación de una parte de la paga extra de 2012 de los empleados públicos– y solicitar la derogación de la reforma laboral ya que hasta los empresarios “están a disgusto” porque ha habido un aumento “monstruoso” de la judicialización.

Asimismo, ha remarcado que su sindicato sigue impulsando una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con el fin de que se apruebe una prestación de ingresos mínimos, por importe de 426 euros mensuales y por tiempo “indefinido” mientras se mantenga la situación de precariedad –la cantidad aumentaría dependiendo de los miembros de la unidad familiar–. “Esta debe ser la primera iniciativa del próximo Parlamento”, ha destacado.