tenerife

Metropolitano y Parque Eólico, con pérdidas, necesitan planes de ajuste

El tren ligero se puso en marcha en la Isla en 2007. / S.M.
El tren ligero se puso en marcha en la Isla en 2007. / S.M.

El último pleno del Cabildo de Tenerife dio cuenta de la auditoría realizada a los datos económicos de las empresas insulares a cierre del pasado ejercicio. “En este año hemos resuelto el conflicto a raíz de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, hemos podido mejorar y cumplir con todos los objetivos de capacidad presupuestaria”, explicó a este medio el director insular de Hacienda, Juan Carlos Pérez Frías, quien se mostró satisfecho del balance. Tras el análisis, se concluye que de las 24 empresas insulares cuatro cerraron con déficit, y dos de estas, Metropolitano de Tenerife y Parque Eólico de Granadilla, deben incorporar planes de saneamiento.

Frías recordó que a raíz de la ley de racionalización, que entró en vigor en 2014, las entidades que acumularan dos años de pérdidas debían aplicar un plan de corrección de desequilibrio en sus cuentas, para evitar, como marca la normativa, su extinción. En concreto, con motivo de esta norma el Cabildo aplicó medidas de ajuste en 10 entes, los cuales a fin de 2014 cumplieron los objetivos económicos y cerraron el ejercicio en positivo. Se trata de la Institución Ferial, Buenavista Golf, Fundación ITD, Fundación Tenerife Rural, Balten, TEA, Casino Taoro, Casino de Santa Cruz, Turismo de Tenerife y TITSA. “Estas empresas estaban en riesgo de desaparecer y han superado esta situación y corregido su desequilibrio”, puntualizó.

Además de este escenario, otro grupo de 10 empresas estaba sujeto a planes de saneamiento, con duración de tres años. Siete de ellas terminaron las medidas en 2014 y cumplieron los objetivos (Balten, Casino de Santa Cruz, Casino Taoro, Institución Ferial, TITSA, Buenavista Golf y Nueva Isla Baja). Además otras dos entidades, Gesta e Involcan, aunque no terminaron el periodo de sus respectivos planes, ya alcanzaron el equilibrio financiero, por lo que se da por culminado el proceso.

Por contra, Parque Científico y Tecnológico extenderá las medidas de ajuste hasta el ejercicio 2016, como estaba previsto, ya que ha sido una de las pocas empresas insulares que cerró el pasado ejercicio en déficit, en concreto, con 269.817 euros de pérdidas. Aun así, el área insular de Hacienda pedirá nuevas medidas correctoras para intentar llegar al equilibrio antes del plazo fijado.

Además de esta, otras dos entidades tendrán que aplicar a partir del próximo ejercicio un plan de saneamiento al haber finalizado en negativo el pasado ejercicio. Se trata de Metropolitano de Tenerife y Parque Eólico de Granadilla. Mientras que la primera acumuló un total de 725.052 euros de pérdidas, la segunda las cifró en 19.000 euros. El panorama empresarial también presenta otro caso de entidad en cifras negativas. Es el caso del Polígono de Güímar, que en estos momentos se encuentra en proceso de disolución y liquidación.

Frías recordó que ya en 2013 Metropolitano llevó a cabo medidas de ajustes e hizo hincapié en que la cifra de déficit no es excesivamente elevada teniendo en cuenta que se trata de un modelo de negocio a largo plazo, en el que son habituales estos datos durante los primeros años. “El balance que hacemos es satisfactorio ya que solo dos empresas de las 24 tienen que incorporar en 2016 planes de saneamiento”, aseveró. “Estamos actuando con todas las entidades, para que intenten cumplir sus planes de corrección de desequilibrio o saneamiento”, añadió.

Tras la aprobación de la auditoria de las cuentas de las 24 empresas insulares, que pasó a su vez por la Intervención del Cabildo, se encomiendan dos nuevos procesos de saneamiento en empresas insulares. Para ello, Metropolitano y Parque Eólico tienen un plazo de tres meses para elaborar y elevar al Cabildo las distintas medidas que ejecutarán en base al citado documento que debe ejecutar como marca la normativa. Estas actuaciones deberán ser ratificadas en sesión plenaria, con el fin de comenzar su aplicación el próximo ejercicio. A los planes de saneamiento de ambas se suma los del Polígono de Güímar, en fase de disolución, y Parque tecnológico, que aún está en plazo.

Frías indicó que en el caso de Metropolitano se prevé aplicar medidas correctoras para aminorar los gastos financieros derivados de adelantar fondos comprometidos por otras administraciones, adelantadas por la mencionada empresa encargada de gestionar el tranvía.

Por contra, otras entidades que tradicionalmente han cerrado sus cuentas en cifras negativas han logrado salir a flote. Por ejemplo, TITSA cerró 2014 con un beneficio de 168.000 euros
-aún tenía un año más para alcanzar el equilibrio-, el Casino de Santa Cruz lo hizo con 360.866 euros, mientras que el Casino Taoro finalizó el pasado ejercicio con un saldo favorable de 532.254 euros.
“No hay ninguna empresa del Cabildo en riesgo de extinción, todas han cumplido lo que tenían que cumplir, pero nacen dos obligaciones con nuevos planes de saneamiento y habrá que esperar al cierre de 2015 para ver sus resultados”, concluyó.

Los motivos del déficit
El gerente de Metropolitano de Tenerife, Andrés Muñoz, explicó a este medio que el déficit de la empresa en el pasado ejercicio, que ascendió a unos 720.000 euros, se debe a dos motivos principalmente. “Es una empresa con un modelo de negocio a largo plazo, con una inversión de más de 350 millones de euros, Y es normal que los primeros años se puedan producir pérdidas”, indicó. Aún así, recalcó que su beneficio bruto de explotación antes de los gastos financieros (Ebitda) es positivo, ascendiendo a siete millones de euros. Pese a ello, el resultado financiero es negativo debido a los elevados intereses que se abonan. Muñoz explicó que uno de los motivos de estos intereses altos es el retraso en el pago de las aportaciones asignadas por otras administraciones, como son el Estado y el Cabildo, lo que eleva la cifra de amortizaciones que debe abonar la empresa.