CANDELARIA

Mil personas se manifiestan junto con sus mascotas contra el maltrato

Candelaria se movilizó ayer al mediodía para exigir una mayor vigilancia contra el maltrato animal. / FRAN PALLERO Candelaria se movilizó ayer al mediodía para exigir una mayor vigilancia contra el maltrato animal. / F.P.
<
>
Candelaria se movilizó ayer al mediodía para exigir una mayor vigilancia contra el maltrato animal. / FRAN PALLERO

Unas 1.000 personas, acompañados por medio millar de perros, se manifestaron ayer por la rambla de los Menceyes de Candelaria contra el maltrato y el abandono animal.

Más de 30 colectivos animalistas, en representación de toda Canarias, estuvieron presentes en la convocatoria organizada por Gente Solidaria de Candelaria, siendo la manifestación de mascotas más multitudinaria que se recuerda en Tenerife, según representantes de estos colectivos.

En la manifestación, que transcurrió durante una hora y que terminó en frente del CEIP Punta Larga con la lectura de un manifiesto, se dieron cita solo perros, para garantizar la seguridad, pero en realidad la reivindicación fue general en defensa de todos los animales, siendo destacable las proclamas contra las corridas de toros y los encierros que se realizan en España, así como contra las peleas de gallo, estas, todavía legales en España.

Las mascotas fueron protagonistas de una jornada reivindicativa. / F.P.
Las mascotas fueron protagonistas de una jornada reivindicativa. / F.P.

La manifestación, a la que acudieron representantes municipales con sus mascotas, transcurrió sin incidentes destacables, si bien más de un dueño se despistó a la hora de recoger la caca de su mascota, aunque el propio Antonio Ordóñez, alma mater de Gente Solidaria de Candelaria, estuvo al quite para que el paso de la manifestación no dejara huella sobre el acerado.

Candelaria es uno de los municipios de la Isla con más densidad de mascotas por número de habitantes de Canarias y el Ayuntamiento se ha distinguido últimamente por facilitar la vida de estos, con iniciativas como la de crear un gran parque público para perros o gateras para dar de comer a los gatos callejeros.