miradasdoc

MiradasDoc reivindica una cultura que genere “reflexión y emoción”

En la inauguración se rindió homenaje al director Montxo Armendáriz, que recibió el Premio Mirada Personal. | FRAN PALLERO
En la inauguración se rindió homenaje al director Montxo Armendáriz, que recibió el Premio Mirada Personal. | FRAN PALLERO

MiradasDoc, el Festival Internacional y Mercado de Cine Documental de Guía de Isora, comenzó anoche su décima edición con una reivindicación de la cultura. La sala del Auditorio del municipio sureño se abrió a las 20.00 horas para dar paso a una gala inaugural en la que el público pudo comprobar el intenso programa del certamen, protagonizado por una selección que, en opinión de organizadores y expertos, representa lo mejor del cine de realidad filmado durante este año en todo el mundo.

En palabras del director del festival, Alejandro Krawietz, “tenemos que decirlo alto: nunca hemos querido, dentro de la programación de MiradasDoc, nada que no fuera significativo, nada que no fuera verdadero. No hemos buscado entretener, porque no trabajamos para el ocio, no pretendemos divertir. No creemos que el anuncio sea ya la actividad. Es al contrario, hemos asumido la pretensión y el arrojo de querer ser memorables”.

Krawietz se refirió así al espíritu que ha alentado durante 10 años la titánica tarea de poner en marcha y mantener un festival y un mercado de cine de realidad, “una programación cultural que aspira a la internacionalidad, a lo nuevo y a lo complejo, en un lugar distante de los centros culturales, como Guía de Isora y en una etapa histórica de crisis porque siete de las diez ediciones de MiradasDoc se han desarrollado bajo la incertidumbre”.

Según manifestó el director de MiradasDoc en su intervención ante el público que asistió a la inauguración, “la crisis ha facilitado, aunque no ha sido su origen, la persecución de la cultura, que ha llevado a la caída, la modificación, la devaluación y la desesperación en estos años de un buen número de espacios culturales de nuestro país y que ha impedido el desarrollo de los proyectos no englobados en la industria del ocio, que solo pueden financiarse con fondos públicos”. En ese sentido se refirió a los recortes presupuestarios sufridos por el sector: “No solo han sido innecesarios, sino que, sobre todo, han sido ideológicos, “porque se utilizaban con voluntad de revancha”, dijo. A su juicio, “la consecuencia es el adelgazamiento caprichoso del panorama cultural español allí donde es más necesario: en los territorios abonados al pensamiento, a la independencia y al riesgo”.

“En estos 10 años, hemos querido hacer las cosas bien para poder decir, sin posibilidad de equivocarnos, que no somos un adorno y que se ha alcanzado un festival que es más de lo que en realidad es, pero menos de lo que en realidad debería”, afirmó Krawietz. Con este balance y la reivindicación de una cultura creada para pensarlo y repensarlo todo, pero también para transformar y emocionar, MiradasDoc entregó el premio Mirada Personal al director Montxo Armendáriz, que calificó este reconocimiento del festival como “todo un honor”.

El festival tinerfeño ofrecerá al público tres películas del director navarro: Carboneros de Navarra, Escenario móvil y No tengas miedo. Las películas se proyectarán el próximo domingo en una doble sesión que incluirá una charla con el director, según ha anunciado la organización.

Por su parte, el alcalde de Guía de Isora, el socialista Pedro Martín, explicó que el décimo aniversario de MiradasDoc “se lo hemos querido dedicar a la figura de Eduardo Galeano, una persona que tuvimos la oportunidad de conocer personalmente, ya que estuvo aquí en la edición del festival de 2012”.

El alcalde del municipio sureño leyó una página del último libro del escritor uruguayo, Los hijos de los días, concretamente la correspondiente al día 30 de octubre titulada ¡Se vienen los marcianos!
Pedro Martín apuntó que “los documentales nos muestran una realidad y nos ayudan a entenderla mejor” y añadió que “actualmente existen muchas realidades que nos acosan, unas muy próximas como el desempleo, la desigualdad, las dificultades que atraviesan muchas personas o el cerco al Estado del bienestar, pero hay otra que nos impele, que nos es otra que la de los refugiados”.

El mandatario isorano destacó que el propósito del festival es que “la gente que venga se lo pase bien con las proyecciones y que salga de las salas con dudas, opiniones y debates”.

La presentación de la edición dio paso al contacto entre el público y la pantalla, un encuentro que se llenó de las luces y las sombras del pastor evangélico argentino Diego Gebel, al que retrata la directora Florencia Inés González en Un aplauso al que vive. La proyección se inició mientras aún resonaban en la sala principal las palabras con las que el director del festival concluyó la presentación de esta décima edición de MiradasDoc: “Aquí no se viene a tonterías; aquí se viene para enfrentarse con la realidad, sin miedo a lo difícil, con la maravilla y con la tragedia. Esto no es un jarabe, esto es la vida”.