ECONOMÍA

El nuevo astillero de Santa Cruz prevé emplear a unas 800 personas

Ricardo Melchior sella la primera piedra en las obras del astillero en el dique del Este. / DA
Ricardo Melchior sella la primera piedra en las obras del astillero en el dique del Este. / DA

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior, y el presidente ejecutivo de Tenerife Shipyards, Ignacio Pérez, colocaron ayer la primera piedra de las instalaciones del nuevo astillero de Santa Cruz, que se ha empezado a construir en el dique del Este y que estará operativo dentro de un año. Al acto asistieron numerosas autoridades de la Isla, ya que la puesta en marcha de este astillero recupera dicha actividad para el puerto santacrucero.

El director general de Tenerife Shipyards, Jonathan Pérez, explicó que la empresa dará empleo a unas 800 personas de manera indirecta y necesitará una plantilla fija de 60 personas. El astillero, con 12.000 metros cuadrados de superficie, tendrá capacidad para reparar buques de hasta 230 metros de eslora. La puesta en marcha de este servicio ha supuesto una inversión de seis millones de euros.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, resaltó durante el acto que una empresa canaria haya apostado por el puerto capitalino. La recuperación de esta actividad, dijo, “hará que el puerto capitalino sea más competitivo. Se trata de una apuesta clara de la Autoridad Portuaria para el desarrollo de Tenerife y su puerto”. Alonso recordó que, desde el Cabildo, se financian programas de formación e inserción laboral del colectivo de jóvenes demandantes de empleo, dotándoles de una preparación específica para incorporarse al sector de las reparaciones navales.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, recordó también que la ciudad no sería capital “si no se hubiera desarrollado el puerto” y destacó que la apertura de este astillero es una extraordinaria noticia porque generará puestos de trabajo y porque “brinda la oportunidad de ser competitivos”. En este sentido, se comprometió a que, dentro de la legalidad, “el Ayuntamiento pondrá las cosas fáciles a las empresas que se quieran instalar en la ciudad”. El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior, admitió que Santa Cruz “nunca debió perder la actividad de reparación naval, pero ahora hay que volverla a aprovechar para generar empleo y ser competitivos”. La presidenta de la Zona Especial Canaria (ZEC), Beatriz Barrera, concluyó que el futuro desarrollo de Tenerife va a depender del desarrollo del puerto de Santa Cruz de Tenerife y del de Granadilla.