economía

Un parque móvil que ingresa en el taller geriátrico

Imagen de varios vehículos en cola en las carreteras de Tenerife. | J. G.
Imagen de varios vehículos en cola en las carreteras de Tenerife. | J. G.

Nada menos que 11,2 años. Esa es la antigüedad media del parque automovilístico español, una cifra que lo consolida como uno de los más envejecidos de toda Europa. En el caso de Canarias, esta cifra es aún más alarmante, porque la edad media se sitúa en 13,2 años. Además de consumir más combustible y contaminar más, los coches antiguos no solo no disponen de los últimos sistemas de seguridad, sino que también sufren un importante desgaste debido a su uso.

Pero ¿es verdad que este envejecimiento afecta a la seguridad vial? Pues parece ser que sí, y mucho. Según el estudio Influencia del envejecimiento del parque automovilístico en los accidentes de tráfico (2008-2013), de la Fundación Línea Directa, cuando se tiene un accidente, el riesgo de fallecer en un coche viejo (de más de 15 años), frente a uno nuevo es del doble, algo que ya ha comenzado a reflejarse en las estadísticas. Así, en 2013, hubo el 30% más de muertos en accidentes con coches de más de 10 años que con vehículos nuevos.

De este estudio se desprende también que, desde el inicio de la crisis, los accidentes con víctimas protagonizados por coches de más de 15 años se han incrementado en más del 78%, frente al notable descenso que han experimentado los coches nuevos, de menos de cuatro años, que han registrado una bajada del 43%.

La Fundación Línea Directa también ha elaborado un mapa para descubrir qué autonomías cuentan con el parque móvil más envejecido. Los datos son concluyentes: a nivel nacional, 6 de cada 10 vehículos tienen más de 10 años. Por regiones, Extremadura (67%) encabeza el ranking con casi seis puntos por encima de la media nacional. Le siguen Castilla y León (66%) y Canarias (65%). Tenerife lidera una auténtica batalla para que el Gobierno finalice una de las infraestructuras más importantes de la Isla como es el cierre del anillo insular, es hora de un cambio de chip en la población. El presidente de Fredica, Rafael Pombriego, ya lo dijo: “Es necesario que entendamos que a la larga sale más caro tener un vehículo de más de 10 años”, aunque la renovación está directamente relacionada con la riqueza de la población. El Plan PIVE, que ha funcionado muy bien, unido a una rebaja del IGIC en la compra del vehículo, y después de gravar su uso, ayudará a la renovación. “Al poner tasas al mantenimiento y favorecer la compra, ayudamos al parque móvil”.

Los accidentes con coches sin ITV se han multiplicado por tres desde la crisis
Las conclusiones de los más de 2,2 millones de servicios de asistencia realizados desde el inicio de la crisis son muy llamativas. En ocho años han aumentado el 40% las asistencias en carretera en todos los segmentos, y en los coches de más de 10 años se han multiplicado por tres.

La mayoría de las asistencias tienen que ver con averías, un problema que se ha multiplicado por 2,5 en los turismos más antiguos. Este dato es especialmente relevante si tenemos en cuenta que el 20% de estos vehículos averiados en carretera tuvo un accidente en los seis meses posteriores al incidente.
Entre las averías, casi el 80% tiene que ver con el mal estado de los neumáticos. Un porcentaje que a nadie puede extrañar, ya que, por ejemplo en el caso de Canarias, más de 139.000 conductores del Archipiélago reconocen revisar la presión de las ruedas sólo cuando va al taller. Por si eso fuera poco, la cifra de vehículos que circula con la ITV caducada o sin el justificante de haber pasado la revisión se estima que supera ya los 1,2 millones, una revisión que, según reconocen los propios conductores, constituye el único mantenimiento para cuatro millones de vehículos.

Un dato muy preocupante si a eso le sumamos además que, durante la crisis, los accidentes en los que se han visto implicados coches sin pasar la ITV se han multiplicado por tres.