tribuna

Pascual González Regalado

El Ayuntamiento de la Villa y Puerto de Garachico concederá el título de Hijo Predilecto a Pascual González Regalado, hombre que reúne en su persona la hidalguía del bien, de la cultura, de la docencia, de las artes plásticas, muy unido siempre a su Garachico del alma, al que le ha dedicado parte de su vida, tanto en la política como en el arte. Pascual González Regalado es un artista de pro, que con su plumilla ha inmortalizado todos los rincones de la Villa y Puerto, los barrios, los alrededores emblemáticos como el Palacio de los Condes de La Gomera , el castillo o el Convento de San Francisco con su noble fachada y el claustro, conjunto de obras que constituyen hoy día un legado al Ayuntamiento que ha convertido en museo permanente.

Pero Pascual no sólo practica la plumilla. Es uno de nuestros acuarelistas canarios, coloristas cien por cien. Ha realizado en Santa Cruz varias exposiciones individuales, con trabajos donde la luz y el color, para él, van unidos. Sus aguadas son nítidas, atraen los pétalos de las flores, maestro de las buganvillas, trepadoras por las tapias de los jardines. Junto a sus rosas y enredaderas, las calles del viejo Puerto de la Cruz, La Orotava, El Caletón de Garachico, sus viejos conventos y parroquias con sus torres como vigías, temas netamente canarios que siempre hemos visto en sus exposiciones. Junto a esta faceta plástica hay que unir el estudio de la heráldica, especialmente los escudos municipales y las banderas. Estudioso de estas materias que le han hecho a Pascual González Regalado, un comprometido artista al que acudir en muchas ocasiones.

La escultura, ya sea en piedra o en metal, ha sido para él parte de su trayectoria artística. En Garachico, frente a San Roquito, en la carretera, mirando al mar, podemos ver la figura de un gran pescado en un recoleto mirador. Otra de sus facetas.

En la tarjeta de invitación para el acto, el alcalde, José Heriberto González Rodríguez, dice que: “Pascual González Regalado encarna, con dignidad y sencillez, los valores que la memoria y la literatura atribuyen a los naturales de nuestra Villa y Puerto y se pueden concretar en el amor por la historia y en la defensa de sus valores, en la voluntad para superar las dificultades y en la ambición de futuro”.

Me uno enteramente a las palabras del señor alcalde. Merecidísima distinción para un hombre que ha llevado siempre en su corazón a Garachico. Ha estudiado su historia, lo ha llevado a la cúspide con su arte, y sobre todo con la hombría de bien, que es lo más importante en el ser humano.