cd tenerife

Pescar en río revuelto

Pedro Martín deberá dar hoy un paso al frente en los blanquiazules. / s.m.
Pedro Martín deberá dar hoy un paso al frente en los blanquiazules. / s.m.

El fútbol presenta continuamente situaciones como la de hoy en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. El CD Tenerife, cuyo entrenador parecía estar fuera de la entidad chicharrera hace solo dos semanas, se ve las caras con un Almería llamado a ser dominador de la competición y que, debido a su mal arranque, parece haber puesto en la picota a Sergi Barjuán, técnico al que confió la tarea de componer una de las mejores plantillas de la Segunda División, una categoría volátil y cambiante como pocas y que suele dejar tocada a varios técnicos una vez superado el primer mes de competición de septiembre.

La semana en el equipo blanquiazul ha tenido un nombre, el de Choco Lozano. El hondureño, concentrado con su selección de cara al preolímpico, se ha destapado, ya no solo como máximo goleador del equipo, sino como pieza vital en su engranaje en la parcela atacante. Una vez más, haciendo gala de su franqueza, Raúl Agné ha reconocido que la baja del catracho es “muy importante” además de admitir que no tiene “otro como él”. Por lo que buscar al mejor sustituto ha sido una de las tareas más importantes de la semana.

Nano

Sin Lozano, el máximo responsable técnico insular deberá decidirse por Nano o Cristo, sustitutos naturales del hondureño, o podría apostar por Jairo en banda izquierda dejando a Pedro Martín la posición de referencia ofensiva por el centro.

Nano ha sufrido durante la pasada semana un proceso vírico ya completamente superado, por lo que podría disputarse el puesto con Cristo González. Es la principal duda de un equipo que ya parece asentado en el que Raúl Agné ha tocado la tecla necesaria para, como ha repetido últimamente, ser “más sólidos” y “poder competir” durante las últimas jornadas ligueras. El cambio en la delantera puede ser el único en un once inicial que comienza a ser habitual, con Dani Hernández, nuevamente en su mejor versión, en la portería, junto a Raúl Cámara, Alberto, Carlos Ruiz y Aurtenetxe en zona defensiva, con Vitolo, Aitor y Cristian en el centro del campo, Suso, Pedro y el jugador que decida finalmente el técnico en lugar de Lozano.

La arriesgada apuesta de Cristian ha comenzado a dar sus frutos, ganándose un lugar en el equipo más teniendo en cuenta que para Agné es “un gran futbolista” que hace “todo bien”. Ya en Palamós fue de los más destacados y frente al Mirandés continuó en la misma línea.

Urgencias

Paradójicamente, el equipo que está hoy en apuros viste de rojiblanco y no de blanquiazul. El Almería logró componer una de las mejores plantillas de toda la Segunda División, pero los resultados logrados hasta el momento no son buenos.

Los números no mienten. En las tres últimas jornadas los almerienses no han anotado un solo gol y cuentan cada uno de esos compromisos por derrotas. La línea defensiva se ha mostrado como su punto débil, como en duelos como el del Albacete de la pasada jornada en la que los andaluces cedieron por un contundente 3-0.

Todo ello ha provocado que Sergi Barjuán, que comenzó la liga con dos triunfos en otros tantos partidos, esté al borde de la destitución si no logra cambiar la dinámica de su equipo. La presión es tal que ya se habla que Fernando Vázquez podría ocupar el banquillo de los Juegos del Mediterráneo si el Tenerife consigue hoy los puntos en juego.

Necesitado de hacer cambios, Barjúan podría variar su esquema, aunque siempre manteniendo una columna vertebral en la que destacan Casto, portero que ascendió la pasada temporada a Primera División con la Unión Deportiva Las Palmas, Fran Vélez en el centro de la zaga, con Fatau en el medio y Chuli en punta.

El delantero fue pretendido por más de la mitad de los equipos de la categoría el pasado verano, pero solo unos pocos pudieron pujar por hacerse con su fichaje. El Real Betis lo vendería al Almería por 500.000 euros, dando buena muestra del potencial económico de los rojiblancos y de sus urgencias por lograr retornar a Primera cuanto antes después del descenso, el pasado curso, en una agónica última jornada en su propio estadio, frente al Valencia.

Errores en defensa

La solvencia defensiva que ha mostrado el Tenerife las últimas jornadas contrasta con las facilidades que vienen concediendo los almerienses a sus últimos rivales. Varios de los goles encajados se resumen en fallos defensivos graves, algo reconocido por sus propios jugadores.

Si los chicharreros han conseguido dejar su puerta a cero las dos últimas jornadas, los de Sergi Barjuán han recibido seis tantos en los últimos 270 minutos disputados. Y han podido ser más. A pesar de que Raúl Agné señaló en rueda de prensa que esos problemas de los rojiblancos no quieren decir “que defiendan mal”. Lo cierto es que todos los clubes con los que se han medido en lo que va de curso han generado muchos problemas a los andaluces, sin ser todos esos rivales equipos con demasiado talento ofensivo ni facilidad realizadora.
El de hoy será también el primero de una serie de encuentros que el CD Tenerife deberá jugar en octubre frente a equipos llamados a estar en la zona alta de la clasificación, pues después de medir fuerzas hoy con el Almería, Leganés, Zaragoza y Osasuna serán sus próximos oponentes, entrando en un tramo muy exigente de pretemporada.

Sanz se reencuentra

El centrocampista, pieza básica blanquiazul, aboga por mantener la “solidez defensiva”

Es uno de los pilares del equipo, por lo que su mal inicio de temporada hizo saltar las alarmas, más si cabe cuando Raúl Agné reconoció que no atravesaba un buen momento y que el descanso al perderse el duelo con la Llagostera podía “venirle bien”. Aitor Sanz, que marcó uno de los tantos frente al Mirandés, quiere volver a mostrar su mejor cara, sumando frente al Almería.

Sanz admitía que venir “de dos buenos partidos” hace creer más en el trabajo que viene realizando el equipo, por lo que apostaba por lograr “un buen resultado” en el estadio de los Juegos del Mediterráneo: “Venimos de dos buenos partidos, con solidez defensiva. Nunca se sabe este tipo de encuentros. Nos medimos un rival herido, que no lo está pasando bien, pero hablamos de uno de los mayores presupuestos de la categoría, con futbolistas, en su mayoría, de la Liga BBVA”.

Sanz se refería en rueda de prensa al nombre propio de la semana, el de Anthony Lozano, gran referente de los blanquiazules y uno de los mejores jugadores de la plantilla en el inicio: “Lozano es un jugador importante para nosotros, que está en racha, pero hay plantilla suficiente para suplirlo. Hay muchas ganas e ilusión, y a ver si el compañero que entre tiene una buena tarde”.
Pero, más allá de la parcela defensiva, el madrileño quiso hacer especial hincapié en que todo pasa por seguir siendo un equipo sólido en defensa: “debemos mantener esa solidez ante un buen equipo. Todos los equipos, en una competición tan larga, tienen buenos y malos momentos. Hay que saber gestionar los momentos negativos”.

Por último, volviendo a referirse a la UD Almería y al desplazamiento de este fin de semana, Aitor dijo “tener claro” que es una de las salidas “más complicadas de la temporada” al tratarse de un recién descendido al que “quizás” le está “costando” adaptarse a la categoría: “Es algo que no resulta nada sencillo. Es demasiado pronto para poder sacar conclusiones de ningún equipo, aunque a nosotros lo que nos preocupa es lo nuestro, no lo de otros conjuntos”.