güímar

El proyecto Trama quiere acercar la historia al vecino y al visitante

Políticos, historiadores y los propietarios del Buen Retiro posan en las escalinatas del caserón. | NORCHI
Políticos, historiadores y los propietarios del Buen Retiro posan en las escalinatas del caserón. | NORCHI

El proyecto Trama (Plan Estratégico para la Gestión del Patrimonio Integral en el Municipio de Güímar) comenzará a desarrollarse desde hoy mismo con la realización de un inventario a cargo de un equipo de ocho etnógrafos y arqueólogos que dirige el joven licenciado en Historia Sergio Pou.

El proyecto fue presentado ayer en el espectacular caserón del Buen Retiro, en el barrio de Chacaica, una de las muestras del rico patrimonio que guarda Güímar en su seno, que fue uno de los tres grandes hoteles de los que dispuso el municipio en el siglo XIX.

Trama está dividido en cuatro fases y por ahora cuenta con la financiación del Ayuntamiento (con 17.000 euros ya en el presupuesto municipal) y se prevén también aportaciones del Cabildo y el Gobierno de Canarias para realizar las citadas fases en las que está dividido durante cuatro o cinco años. En esta primera etapa, explicó Pou, se hará un inventario de los hitos del municipio, comenzando mañana mismo a realizar entrevistas con las distintas asociaciones de vecinos para recopilar datos históricos y para acercar, a su vez, el patrimonio a la vecindad.

“No podemos seguir viendo cómo se acerca un visitante a cualquier lugar de Güímar y se le conteste que aquí no hay mucho que ver”, comentó Sergio Pou, para quien entre la juventud, sobre todo, “hay gente muy desarraigada, que no tiene identidad de güimarero”, y puso como ejemplo el Malpaís de Güímar, tras los parques del Teide, Anaga y Teno, el más visitado de la Isla y sin embargo para muchos “solo es un conjunto de cardones”.

El joven historiador entiende que los senderos “hay que humanizarlos y explicarlos”, poniendo ejemplos como el de Los Cochineros (traer cochino negro desde La Orotava por la cumbre), el de la Tea o el Camino Real.

Sergio Pou agradeció a Miguel Ángel Clavijo, director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, y a la alcaldesa, Carmen Luisa Castro, presentes en el acto, que hayan apostado “por un proyecto largo, de cuatro años, cuando las administraciones son reacias a hacerlo”, y marcó el objetivo de “dejar una huella importante en Güímar y en los güimareros”, porque “el patrimonio, que no solo son monumentos, está en franco peligro de extinción”.

Trama es un proyecto que conjuga historia y naturaleza y no “solo el patrimonio de los ricos, como se ha criticado en La Laguna”, y criticó la hiperprotección del patrimonio porque “nos hemos olvidado de enseñarlo, que es la mejor manera de protegerlo”, afirmó Pou, que pronosticó que una vez terminado el proyecto, “tendremos más y mejor turismo en Güímar”.

Miguel Ángel Clavijo se mostró encantado con la idea del que fuera su alumno y apuntó que “este es un modelo a exportar a otros municipios, como se hizo en Gáldar o se está haciendo también en Garafía, porque detrás del patrimonio también está la economía que genera”.

Tanto Clavijo como Pou pusieron como ejemplo de conservación el Buen Retiro (1791), gracias a su actual propietario, Mario Díaz, como un estímulo para recuperar la historia.