política

El PSOE reivindica la unidad en el convenio de carreteras

El PSOE discrepa de quienes en el Gobierno de Canarias consienten le negociación directa del presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso (CC), con el Ministerio de Fomento para derivar financiación al anillo insular.

Si bien considera “legítimas” las reclamaciones que se hagan desde cada isla, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Iñaki Lavandera, resalta que el único interlocutor autorizado ante la Administración General del Estado en el marco del convenio de carreteras es el Ejecutivo autonómico. “Encima de que se está incumpliendo lo acordado, lo que no se puede hacer es romper el principio básico de la coordinación con una visión global”.

La titular del departamento regional de Hacienda, Rosa Dávila (CC), avaló el lunes la actuación de Alonso, que se había trasladado a Madrid acompañado de Ana Zurita, consejera del PP en una corporación donde Coalición gobierna con el PSOE por imperativo del pacto en cascada. Eso sí, Dávila trazó una línea roja: que no suponga un menoscabo de los recursos generales. Aun así, Lavandera alerta del riesgo de que las prioridades se confundan con los intereses particulares. “Está claro que, a la hora de plantear soluciones, la fuerza de Tenerife y Gran Canaria debilita la posición de las islas no capitalinas”. El diputado majorero reconoce que el homólogo grancanario de Carlos Alonso, Antonio Morales (NC), también se ha movido por su cuenta. Pero matiza que la carretera de La Aldea es una obra que ya está en marcha – “Lo del anillo insular de Tenerife son tramos nuevos, que no estaban previstos”- y que hay un componente de “falta de seguridad”. En cualquier caso, Iñaki Lavandera recalca que las demandas “deben tramitarse por los cauces normales”.

A la socialista Ornella Chacón, responsable de Obras Públicas, la han metido por un camino de gravillas y Lavandera sale al paso de “la estrategia del PP de generar conflictos para entrar en determinadas instituciones”.