cuadernos de áfrica

Pues no abres IKEA – Por Rafael Muñoz Abad

Marruecos es ese vecino impertinente con el que estas condenado a entenderte pues se sabe aliado primordial de Washington y como tal se aprovecha de la coyuntura. Su suspicaz diplomacia es un juego de poleas reguladas por el eje París-Washington cuyos efectos multiplican el teórico poco peso que debería tener en la comunidad internacional. El sector agropecuario, la pesca y según le interese ser más o menos celoso en el control migratorio del Estrecho de Gibraltar, suelen ser sus chantajes habituales y los tres los sufre España.

¿Qué hacen aviones F-16 marroquíes bombardeando Yemen? Incorporarse a la coalición árabe que liderada por la tóxica Arabia Saudí combate el “supuesto” integrismo yemení, se trata del más reciente apoyo alauita a la política exterior de los EE.UU. Favor que el moro congelará y lo cambiará cuando le aprieten en lo relativo a la ocupación ilegal del Sahara occidental y su referéndum que lleva aletargado ya tres décadas. Marruecos es docto en moverse por los pasillos de la ONU donde igual practica felaciones diplomáticas que amenaza con usar sus cartas como aliado privilegiado de Europa y Washington, recordándoles que es eje primordial para la contención del islamismo en el estratégico Magreb. Astuto, es sabedor que la llama viva del islamismo es clave para desviar la atención del conflicto saharaui y mantener así el statu quo.

Marruecos no teme a España; lo considera un país cobarde e incapaz de llevar a cabo decisiones de Estado como sería abanderar un proceso de descolonización que, según Naciones Unidas, le corresponde de pleno como potencia que es [aún] administradora del territorio. Lo que realmente teme es una campaña viral a lomos de Internet en la que estados guay, progres y ricos, caso de Suecia, se empeñen en denunciar la ocupación y boguen por el reconocimiento internacional del pueblo saharaui. Países que si bien es cierto tienen pocos intereses económicos en su territorio, sí que poseen un reconocido prestigio moral-mediático en asuntos relacionados con los derechos humanos. De momento y en forma de pataleta, ha bloqueado la apertura del IKEA de Casablanca aduciendo cuestiones “administrativas”.

CENTRO DE ESTUDIOS AFRICANOS DE LA ULL
cuadernosdeafrica@gmail.com