NACIONAL

Rajoy: “España puede sentirse orgullosa por haber superado su mayor crisis”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido “el cambio de cara” que ha sufrido España en esta legislatura al superar la mayor crisis de la historia reciente demostrando su “energía y enorme capacidad” de superación para sobreponerse “en tiempo récord” a una situación “complicadísima”.

“Puedo decirlo con orgullo”, ha dicho Rajoy en la Moncloa tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para convocar las elecciones generales, donde ha recordado que España estaba en 2011 en una “caída sin freno” que le condenaba a la quiebra, la salida del euro o el rescate si alguien no ponía remedio. “Era preciso detenerla y cambiar el rumbo”, ha dicho.

Según el jefe del Ejecutivo, lo primero se logró en el año 2012 y lo segundo en el año 2013. Y los otros dos años de legislatura han servido para avanzar a un “ritmo creciente” en los tres objetivos que se había marcado el Gobierno: empleo, crecimiento y confianza.

Asegura que el año 2015 será el de mayor reducción de desempleo de toda la serie histórica

De hecho, Rajoy ha dicho que en su discurso de investidura señaló con claridad sus prioridades y dejó claro que dedicaría toda la capacidad del Gobierno y de las fuerzas de la nación a detener la sangría del paro, estimular el crecimiento y acelerar la creación de empleo. “A salir cuanto antes del círculo infernal que generaba la falta de confianza, la escasez de financiación, la caída de las inversiones y el consumo, la destrucción de empleo y el desplome de los ingresos”, ha añadido.

A su parecer, hoy y gracias a las reformas España ha pasado de vivir bajo la amenaza del rescate a despertar confianza, de la recesión más larga al crecimiento más alto de la UE y de la destrucción de empleo a la creación de puestos de trabajo más alta de historia. Según Rajoy, el crecimiento, el empleo y la confianza son los “ejes” del cambio que ha experimentado España en esta legislatura y ponen de manifiesto el esfuerzo que han hecho los españoles.

Además, el país crece de forma “equilibrada y sostenida” y no por la vía del endeudamiento como en años anteriores. De hecho, Rajoy cree que la mejora de la competitividad conseguida sin devaluar la moneda en esta legislatura es una de las grandes transformaciones del país.

Asimismo, ha destacado el aumento de la confianza dentro y fuera de las fronteras, que se ha logrado porque España ha sido capaz de reducir a la mitad el déficit público y relajar la prima de riesgo a los 110 puntos básicos. “Hoy nadie habla de la prima de riesgo”, ha dicho el presidente, que ha indicado que este cambio ha permitido ahorrar más de 20.000 millones en el pago de intereses.

“ESPAÑA PUEDE SENTIRSE ORGULLOSA”

Esta confianza, según ha señalado, se nota en el sistema financiero, “saneado íntegramente” y en el sistema de bienestar, “que ha conjurado la amenaza de la quiebra” cuando España perdió 70.000 millones en ingresos.

“Hoy españa puede sentirse orgullosa porque ha sabido superar la peor crisis conocida sin permitir que nadie quede al borde del camino”, ha subrayado Rajoy, tras recordar que no se han recortado las pensiones y las prestaciones por desempleo y que no se ha permitido que el impago “asfixiara” la asistencia sanitaria.

De hecho, el gasto en pensiones ha aumentado en casi 20.000 millones a lo largo de la legislatura y la pensión media supera ya los 1.000 euros. Al mismo tiempo, se ha regularizado la deuda de 75.000 millones que tenían las Administraciones Públicas con sus proveedores.

UNA RECUPERACIÓN CONSTATADA

La recuperación, según Rajoy, ha sido certificada por todos los observadores y expertos, “décima arriba o décima abajo”, también por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que dice que España liderará junto con Estados Unidos este año el crecimiento de los países avanzados del G-20.

Además, las mejoras llegan también a los hogares más vulnerables, puesto que cada vez hay menos hogares con todos sus miembros en paro y porque, en términos anuales, se ha pasado de destruir 1.430 empleos diarios en el año 2011 a crear 1.492 empleos en 2015.

“Ésta es la razón que justifica no sólo las políticas y reformas laborales, sino todas las que se han hecho”, ha señalado Rajoy, tras reconocer que la tarea no está completa, aunque España está ya en “condiciones excelentes” para alcanzar “la cima” en el próxima mandato, porque la lucha contra el paro seguirá siendo la prioridad de los próximos años.

Mariano Rajoy comparece en la Moncloa. / EUROPA PRESS
Mariano Rajoy comparece en Moncloa. / EUROPA PRESS

2015, EL AÑO DE LA MAYOR REDUCCIÓN DEL DESEMPLEO

En este sentido, el presidente ha recordado que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre permiten avanzar que el año 2015 será el de mayor reducción de desempleo de toda la serie histórica. “Nunca antes se había conseguido reducir tanto el paro en un solo año”, ha dicho, tras asegurar que ya hay 436.000 parados menos que al principio de la legislatura y que el número de ocupados ha vuelto a superar los 18 millones.

Según Rajoy, todo esto contribuye a la mejora de la confianza, especialmente la de españoles en su propio país, puesto que el último índice de confianza del consumidor ha vuelto a marcar un máximo histórico.

Para el presidente, los ejes de crecimiento, empleo y confianza son los determinantes al valorar la labor del Gobierno a lo largo de esta “intensísima legislatura”. “Sería lo más destacado de este balance”, ha señalado, tras asegurar, sin embargo, que también hay que valorar la rebaja del IRPF y Sociedades a pesar de las dificultades presupuestarias, que ha beneficiado sobre todo a las rentas bajas y medias y ha supuesto una inyección directa de liquidez en la economía real.

48.000 EN LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE

Todo esto, además, se ha acompañado de un “enorme esfuerzo” en la lucha contra el fraude fiscal, que ha permitido recaudar ya más de 41.000 millones en estos cuatro año de Gobierno, una cifra que podría superar 48.000 millones cuando acabe la legislatura.

Al mismo tiempo, según Rajoy, se ha aumentado la eficiencia de las Administraciones Públicas generando un ahorro de unos 30.000 millones de euros con diversas medidas, se ha revertido el problema energético estabilizando el sistema eléctrico y eliminando el déficit de tarifa y se ha acelerado la creación de empresas con medidas como la ley de segunda oportunidad, la unidad de mercado o la tarifa plana para autónomos, entre otras.

En definitiva, Rajoy ha asegurado que ha sido una legislatura de “transformación del país”, de cambio “intenso y profundo” a través de numerosas reformas, muchas impopulares, que se han desarrollado “con orden y determinación” gracias a la estabilidad política, un “elemento decisivo” para recuperar la confianza.