deportes

“Si hay duda, más vale pasarse de precavido que de valiente”

Foto DA
Foto DA

Alejandro de la Rosa Hernández es médico especialista en cardiología y cardiología deportiva en la Policlínica Cruz Blanca, Santa Cruz de Tenerife.

-¿Qué recomendaciones médicas podemos dar a los corredores de montaña?

“Antes de iniciar la temporada lo primero que recomiendo es saber cómo estamos de salud cardiovascular mediante un chequeo cardiovascular exhaustivo. Las recomendaciones que se le pueden dar a un corredor de montaña son similares a las del resto de deportistas. Es muy importante llegar en un buen estado físico para poder disfrutar del recorrido. Las recomendaciones que suelo dar es hacer las carreras si uno se encuentra bien, si las ha entrenado y llega sin problemas de salud, ya sea un cuadro gripal los días previos, fiebre o una gastroenteritis, y sin molestias osteomusculares que puedan empeorar y llevar a una lesión más grave con repercusión a largo plazo. Durante la prueba, siempre aconsejo disfrutar al máximo y si se sienten mal, tienen mareos, dolor torácico o palpitaciones, mi consejo es detenerse y no seguir forzando, que siempre habrá más carreras”.

-En ocasiones los problemas cardiacos son silentes. ¿Qué señales alertan de un problema de salud?

“Es verdad que en ocasiones los problemas cardiacos, como la enfermedad arterosclerótica de las arterias del corazón, pueden no dar síntomas previos y el infarto ser la primera manifestación de la enfermedad. Muchos pacientes pueden tener síntomas los días previos a los que restan importancia pensando que son dolores musculares, gases, etc. Los principales síntomas que deben alertarnos son: dolor torácico opresivo que puede acompañarse de sudoración y suele irradiarse al brazo izquierdo, espalda o mandíbula. Mi consejo es que ante cualquier duda, en estos problemas de salud, más vale pasarse de precavido que de valiente”.

-¿En qué consiste un chequeo preparticipación deportiva?

“Trata de estudiar a los deportistas previo a la práctica deportiva intensa con el fin de detectar patología cardiovascular silente y evitar de esta manera la muerte súbita, y además nos permite adaptar la intensidad y el tipo de ejercicio físico a su enfermedad en caso de diagnosticarla. El tipo de chequeo y las pruebas a realizar van a depender de la edad, tipo de deporte, nivel y enfermedades asociadas del deportista. En general las pruebas que se realizan son: anamnesis dirigida, es decir, una entrevista médica con la historia clínica del deportista, poniendo énfasis en aquellos antecedentes de enfermedad cardiovascular o de muerte a temprana edad en miembros de la familia. Exploración física completa, peso, talla, exploración cardiológica para descartar la presencia de soplos cardiacos, simetría de pulsos, tensión arterial, etc. Se deben buscar estigmas de enfermedades asociadas a patología cardiovascular, como el síndrome de Marfan, etc. Electrocardiograma basal de 12 derivaciones, que es prueba no invasiva muy importante para descartar trastornos eléctricos asociados a enfermedades cardiovasculares. Ecocardiografía. Es una prueba fundamental para descartar anomalías estructurales y funcionales del corazón. Se valoran las alteraciones estructurales y funcionales así como las adaptaciones que produce el ejercicio en el corazón. Nos permite visualizar las válvulas cardiacas, retornos venosos y nacimiento de las arterias coronarias. En definitiva, es una prueba que mejora la sensibilidad en el diagnóstico de las diferentes patologías cardiacas asociadas a la muerte súbita. Prueba de esfuerzo máxima, en tapiz o en bicicleta, que consiste en registrar un electrocardiograma de 12 derivaciones mientras se realiza un esfuerzo máximo para descartar signos de isquemia o arritmias con el esfuerzo”.

-¿Existe un límite de edad para practicar este deporte?

“A todas las personas que vienen a la consulta les recomiendo realizar deporte. El límite para ir a correr a la montaña o hacer deporte nos lo ponemos nosotros mismos y nuestra propia condición física. Tenemos ejemplos en nuestras carreras de personas de edad avanzada que participan y disfrutan de las carreras. Lo que sí es importante es conocer nuestra estado de salud general y cardiovascular antes de ponernos a hacer esfuerzos intensos”.

-Nadie duda que la actividad física es saludable, no obstante, ¿considera que los ultramaratones son perjudiciales para la salud?

“Mi recomendación y la de todos los médicos es promover un estilo de vida cardiosaludable. La realización de ejercicio físico de forma moderada es fundamental para el control de los factores de riesgo cardiovascular. Teniendo en cuenta mis recomendaciones previas y durante la práctica deportiva, en mi opinión siempre es mejor realizar maratones o carreras de ultradistancia que estar en casa viendo la televisión y teniendo un estilo de vida sedentario”.

-¿Qué riesgos acarrean las sustancias dopantes? ¿Algún medicamento que no debamos tomar en carrera?

“Las sustancias dopantes son perjudiciales para el sistema cardiovascular porque producen hipertensión, arritmias, hipertrofia ventricular izquierda, enfermedad arterial coronaria, infartos de miocardio, insuficiencia cardiaca y muerte súbita. Por ejemplo, la eritropoyetina (EPO): produce hipertensión, insuficiencia cardiaca y muerte súbita. la cocaína, anfetaminas y efedrina: espasmos arteriales, infarto de miocardio, arritmias y muerte súbita. Anabolizantes: hipertensión, arritmias, hipertrofia ventricular izquierda, enfermedad coronaria, infartos de miocardio, insuficiencia cardiaca y muerte súbita. Cannabis: arritmias cardiacas, infarto de miocardio y muerte súbita. Diversos estudios han demostrado que tomar Ibuprofeno no previene el dolor durante la carrera, pero sí que se ha asociado a fallo renal y problemas gastrointestinales en pruebas de larga distancia, en las cuales suele haber un componente de deshidratación”.

-¿Se puede participar en el ultrafondo si eres diabético?

“Por supuesto que sí, siempre supervisado por su médico o especialista de confianza. Conozco varios casos de pacientes diabéticos con un excelente rendimiento deportivo, pero con controles periódicos”.