CD TENERIFE> LA RESACA DEL PARTIDO

Un susto y una cicatriz

Nano es atendido en la banda del terreno de juego durante el partido del pasado domingo. | FRAN PALLERO
Nano es atendido en la banda del terreno de juego durante el partido del pasado domingo. | FRAN PALLERO

Un susto y una cicatriz. En eso se quedó el tremendo golpe que se llevó Nano el pasado domingo durante el partido Tenerife-Osasuna. El jugador recibió ayer el alta médica y ya descansa con normalidad en su domicilio. Incluso podría entrar en la lista de convocados del próximo partido, aseguró el jefe de los servicios médicos del club.

Una vez pudo abandonar el Hospital Universitario de Canarias, donde pasó la noche en observación y donde le realizaron diversas pruebas médicas que no encontraron anomalía alguna, el canterano visitó a sus compañeros en las instalaciones de El Mundialito, mostrando buen aspecto y una sonrisa en la cara.

“Ya en casa toca descansar y recuperarse bien para poder estar lo antes posible a las órdenes del míster”, señaló el delantero en su perfil de la red social Twitter.

Por su parte el responsable del área médica de la entidad, Juan José Valencia, ofreció una rueda de prensa para explicar el caso del delantero. Señaló que padeció un traumatismo craneoencefálico a consecuencia del fuerte impacto recibido, “presentando posteriormente una pérdida de conocimiento y una crisis convulsiva tónico-clónica”. Además señaló que el futbolista fue recuperado en la ambulancia, para posteriormente trasladarlo a un centro hospitalario. “Se le hicieron las pruebas pertinentes, todo normal y esta mañana [por ayer] recibió el alta. En estos días se irá incorporando al grupo progresivamente. Entendemos que evolucionará bien y que pueda estar a disposición del entrenador para el próximo partido”, dijo Valencia. Después será Juanjo Valencia el que decida si Nano está en condiciones de jugar contra el Lugo el próximo sábado.