tenerife

Terminar las obras de carreteras en ejecución costará 28 millones

En principio, el tramo sur del anillo debe estar operativo antes de final de año. | FRAN PALLERO
En principio, el tramo sur del anillo debe estar operativo antes de final de año. | FRAN PALLERO

La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias tiene previsto el próximo ejercicio terminar las obras en carreteras que ya están iniciadas y que, por el recorte de fondos por parte del Ejecutivo central, se han ralentizado o paralizado. Para ello, y con el objetivo de que el tramo del cierre del anillo insular sea licitado el próximo ejercicio con los 15 millones comprometidos por el Estado, el Cabildo de Tenerife se ha comprometido a aportar fondos en 2016 y 2017. Así, pese a que los cálculos insulares apuntan que esta aportación extraordinaria no será superior a 15 millones de euros, la cifra necesaria para culminar los proyectos es mucho más elevada.

En concreto, se trata del tramo sur del del anillo insular, entre Adeje y Santiago del Teide, que incluye el acceso hasta el puerto de Fonsalía, la Vía Litoral de la capital tinerfeña y la carretera entre Ofra y El Chorrillo. Estos tres proyectos suman una cuantía de alrededor de 28 millones de euros, según los datos a los que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS.

Culminar el tramo sur del anillo insular, que a priori salvo el acceso a Fonsalía debe estar en servicio a finales de año, costará 16,7 millones, a los que se suma los 7,8 necesarios para el enlace entre Ofra y El Chorrillo y los 3,7 de la Vía Litoral. Aunque se prevé que a raíz del reparto de los 52 millones de euros procedentes del Gobierno de Madrid previstos en el convenio de carreteras una parte de esta cuantía podría ir destinada a este fin, la cifra no será muy elevada teniendo en cuenta que de los fondos que le corresponden a la Isla -que puede estar en el 27% del total, como en años anteriores- una parte pertenece al cierre del anillo. Precisamente, tras la confirmación del Ejecutivo central de la cuantía asignada, ahora la Consejería de Obras Públicas, con el visto bueno de la de Hacienda tendrá que distribuir estos fondos en materia de vías. Otro de los asuntos que tendrá que afrontar la responsable regional es los pagos adeudados de aquellas obras que ya se han finalizado pero siguen sin estar abonadas y que, según las fuentes consultadas, puede suponer una cantidad superior a 40 millones de euros en toda Canarias.

Un convenio en “mínimos”
El próximo ejercicio el Gobierno de Canarias tendrá en su poder una cuantía de 52 millones de euros para repartir en materia de carreteras en todas las Islas, a los que se suman los 15 millones encomendados al cierre del anillo insular y los más de 20 fijados para la vía de La Aldea, en Gran Canaria. Estos 52 millones, que se vieron reducidos de los 62 previstos en una primera negociación, supone un corte importante con respecto al citado acuerdo con el Estado, ya que cuando se rubricó la previsión era dotarlo anualmente de 200 millones.

A partir de ahora esos 52 millones de euros deben ser repartidos, equitativamente, en los diferentes proyectos en todo el Archipiélago. Para ello, la responsable del departamento regional, Ornella Chacón, ha asegurado que la prioridad es culminar los proyectos que ya están iniciados y se han parado o ralentizados.