arona

El único cementerio de Arona solo dispone de 20 nichos libres

Luis García, concejal de Servicios Funerarios y Urbanismo. | DA
Luis García, concejal de Servicios Funerarios y Urbanismo. | DA

El Pleno del Ayuntamiento de Arona aprobó en la última sesión habilitar una partida económica para la construcción de 100 nuevos nichos en el cementerio de Santa Salomé, el único del municipio, una intervención que se realizará por la vía de urgencia porque apenas quedan 20 unidades de inhumación libres para un municipio que cuenta con una población de casi 90.000 habitantes. La obra tendrá un presupuesto de licitación de 56.225 euros y un plazo de ejecución de dos meses una vez que haya sido adjudicada.

El concejal de Servicios Funerarios y Urbanismo, Luis García, afirmó que “en la primera semana de gestión del nuevo gobierno se autorizó el desarrollo del proyecto y los pliegos para la construcción de estos 100 nichos, que se ejecutarán en la zona ajardinada. Hemos habilitado la partida en sesión plenaria, ya que esta actuación no estaba contemplada en los presupuestos de 2015, aunque se tratara de un asunto urgente desde hace tiempo”. El edil lamentó la falta de previsión y recordó que la cuantía del proyecto ha sido posible a través de una modificación de crédito de unas partidas que habían quedado con sobrante, ya que estaban asignadas a unas obras que finalmente se ejecutaron y realizaron, pero a un coste inferior al previsto. “Esta cantidad habría ido al remanente de tesorería y se habría perdido para este ejercicio, por lo que la estamos reutilizando en un asunto que es una necesidad imperiosa para el municipio”, señaló García.

El concejal lamentó que Arona cuente con un solo cementerio y, además, muy antiguo (construido en 1939). “Estamos realizando intervenciones de mantenimiento continuo dada su antigüedad, que incluyen una reciente actuación para impermeabilizar y garantizar la estabilidad estructural en algunas zonas”, afirmó. Admitió que el Ayuntamiento está buscando un espacio para construir un nuevo cementerio que cumpla con la normativa y que permita la situación urbanística actual, con el Plan General anulado.