santa cruz

Las UTS de la capital atienden al día más de 10 casos de emergencia

Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. | SERGIO MÉNDEZ
Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. | SERGIO MÉNDEZ

El consenso demostrado ayer por todos los grupos municipales en el abordaje de la atención social en el municipio mostró una cara distinta del Pleno municipal capitalino, acostumbrado en el mandato anterior al enfrentamiento hasta en los temas más insospechados. En esta ocasión, con aportaciones de unos y otros, se logró sacar adelante distintas mociones, como la presentada por Sí se puede para conseguir que se incremente la contratación de personal en las Unidades de Atención Social (UTS) en el municipio en las que, como reveló el concejal de Asuntos Sociales, el popular Óscar García, cada día se atiende a más de 10 casos de emergencia, lo que hace que se retrase todo el trabajo ordinario de tramitación.

Estas situaciones tienen que ver con la necesidad de alimentos o pagos de recibos para evitar cortes de agua o de luz en las familias necesitadas de atención social. Asunción Frías (SSP) puso el foco de atención en los graves problemas de personal que tienen los servicios sociales de la capital, deficiencia que les impide ofrecer un trabajo de calidad. Frías denuncia que algunas UTS tardan más de dos meses en dar cita a los usuarios o un mes en otras y, precisamente, esa diferencia entre unos servicios y otros es lo que Sí se puede exige que se elimine; que todos los usuarios reciban el mismo trato, independientemente de dónde residan. Frías también denunció la falta de un trabajo de prevención entre las familias.

García reconoció la necesidad de mejorar la contratación y señaló que desde que llegara a la Concejalía de Asuntos Sociales ha trabajado por incorporar trabajadores sociales, técnicos generales y auxiliares. “En agosto incorporamos tres trabajadores sociales para cubrir las bajas que teníamos y el 15 de octubre otros tres para la tramitación de las PCI de forma que ya no tenemos lista de espera en este aportado”, detalló el edil. Defendió el trabajo realizado por los 104 empleados del IMAS y señaló que “a día de hoy ya hemos tramitado más ayudas que en todo el año pasado”. El concejal de Hacienda, Juan José Martínez, apoyó la declaración de intenciones del edil de Asuntos Sociales, señalando que a fecha de 31 de diciembre se contempla contar con 13 trabajadores sociales y dos auxiliares administrativos más. Para el año que viene, además, se incorporarán dos trabajadores sociales más en plantilla y dos auxiliares.

Martínez avanzó además que se está realizando un estudio para conocer la carga de trabajo de los técnicos generales, administrativos y auxiliares del Ayuntamiento, que les permitirá desplazar personal municipal a las áreas que más lo necesiten. Además, este año, al presupuestar directamente el Ayuntamiento el personal destinado al IMAS, se podrá ampliar la partida destinada a esta área.

Desde el PSOE, que al igual que IUC y Ciudadanos, mostraron su apoyo a la moción de Sí se puede, se recordó al Consistorio que si bien se cuenta con 62 trabajadores sociales en todo el Ayuntamiento, 27 están dedicados a la tramitación de PCI y una docena no ejerce por estar destinados a Jefaturas de Servicio.

Finalmente, la moción fue aprobada por unanimidad con la priorización en la redistribución de personal administrativo al área de Atención Social, continuar con la política de cobertura de las plantillas al 100% en la citada área y en función de la disponibilidad presupuestaria, dar continuidad al Plan de Dotación de Recursos Humanos en materia de servicio sociales del Ayuntamiento de Santa Cruz.

El IMAS prevé pagar las PEAS cada 6 meses
El concejal de Asuntos Sociales, Óscar García, protagonizó ayer varias de las mociones y preguntas del Pleno, y mostró, quizá por los acontecimientos de las últimas semanas (la cancelación del albergue en la avenida de Venezuela, posibles desalojos en el Pancho Camurria…), un alto nivel de agresividad en sus respuestas aunque, finalmente, acabó imbuido del espíritu de colaboración existente y aportó información al Pleno, como por ejemplo que el IMAS trabaja para lograr el fraccionamiento de las Prestaciones Económicas de Asistencia Social (PEAS). García explicó que se pretende que las familias puedan cobrar las ayudas en dos pagos al año de forma que puedan organizar mejor sus gastos y no pendientes del abono mensual. En cuanto al sistema de bono de alimentos, también apuntó que estará listo a principios de año, una vez que se cree la aplicación informática necesaria para que funcione.