TENERIFE

Valbuena: “La Isla tiene que ser un elemento innovador en residuos”

José Antonio Valbuena
José Antonio Valbuena, consejero de Sostenibilidad, Medio ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo de Tenerife. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

Uno de los retos a los que se enfrenta este mandato el consejero insular de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, es la licitación del nuevo concurso para la gestión del Complejo Ambiental de Arico, tras el distanciamiento con los ayuntamientos. Además, el socialista insiste en la necesidad de cambiar la mentalidad con el fin de generar menos residuos y que estos puedan convertirse en materia prima.

-Uno de los proyectos anunciados desde que entró al área es la incorporación de la recogida de residuos puerta a puerta. ¿Cuándo veremos esta iniciativa?

“Estamos en una fase de estudio, seleccionando las consultoras que nos pueden asesorar a diseñar el proyecto piloto. Ya estamos recibiendo solicitudes informales por parte de los ayuntamientos que quieren acogerse. La idea es que los municipios, en la medida que tengan que ir renovando sus servicios de recogida, vayan incorporando estos cambios. La otra parte en la que hay que incidir con mayor profundidad es la concienciación y eso significa un cambio de hábitos. La idea es buscar zonas en los municipios donde haya un mayor compromiso para demostrar que la mezcla de infraestructura y concienciación lleva a un sistema eficaz”.

-¿Qué municipios se han interesado?

“Tacoronte, Arona y Vilaflor. El objetivo es que Arico, que está en fase de licitar el servicio, se incorpore. Además es un ejemplo, porque es el símbolo ya que tenemos el Complejo Ambiental y tiene que ser el municipio que abandere que un tratamiento y una gestión eficaz de los residuos es posible. Una vez maduremos la idea la llevaremos de forma oficial al resto de municipios”.

“El nuevo concurso del Complejo Ambiental significa un cambio de chip”

-Tenerife está por detrás en materia de reciclaje. ¿Es un problema de las administraciones o de concienciación ciudadana?

“Hay un problema en ambas partes. El grado de la concienciación de los ciudadanos en generar menos residuos y tratarlos de forma selectiva ha avanzado a mayor velocidad que el grado de las administraciones para dar respuesta. La administración ha hecho algo pero los ciudadanos han caminado más, sin que ambos estemos aún en los niveles óptimos. Eso hace que los datos de recogida selectiva se hayan incrementado ligeramente en los últimos años pero no es suficiente para decir que Tenerife ha hecho la tarea en los últimos seis años. La Isla tiene que ser nuevamente un elemento innovador en el tratamiento de residuos, cambiando el concepto que se tiene de basura, por el de materia prima para crear otros productos y generar empleo”.

-¿En qué ratio de recogida selectiva está la Isla?

“Estamos por debajo del 15%. Es un fracaso absoluto. Lo lógico es una situación de reutilizar el 85% y verter el 15%, ahora estamos al revés en estas cifras. El trabajo a hacer es enorme, y a largo plazo. Lo más inmediato es cambiar la mentalidad”.

-Una de las principales quejas ciudadanas es la falta de contenedores. ¿Se pedirá a las empresas más depósitos?

“Soy bastante escéptico en que se distribuya por número de habitantes. La densidad demográfica no es siempre la misma. Entiendo que hay que modificarlo, el puerta a puerta es un modelo pero hay zonas donde tendremos que seguir poniendo los contenedores. Creo que habría que dar una vuelta al criterio poblacional y que sea por distancia al contenedor. Eso supone un incremento pero estoy convencido de que para los gestores es asumible”.

-¿Se ha retomado ya la negociación con los ayuntamientos para el nuevo concurso del Complejo Ambiental de Arico?

“Sí. Ya se ha celebrado una primera reunión de la comisión técnica. En principio se ha desatascado bastante el problema. Podemos tener una pronta resolución. Pienso que la cosa irá bastante más fluida. Cuando la comisión técnica lo manifieste, reuniremos la técnico-política y empezaremos a tomar las primeras decisiones para la gestión”.

-¿Será para 2017?

“Es un proyecto complejo. La previsión es que en la segunda mitad de 2017 el nuevo concesionario pueda prestar sus servicios con unos pliegos que significan un cambio de chip, en el sentido de que cuanto menos se tire, menos se cobra”.

“La ratio de recogida selectiva está por debajo del 15%; es un fracaso absoluto”

-¿Cuál es la propuesta insular respecto a años y dotaciones?

“Se está analizando. Estamos entre 10 y 15 años. Hay que ver la duración mínima en función de las infraestructuras que haya que hacer para poder amortizar y que lo que se paga por parte de las administraciones sea el menor importe posible. Además, hay posibilidad de revisión ya que se pondrán hitos temporales que si no se cumplen se pueda rescindir el contrato. La nueva empresa tiene que ser eficaz y excelente en el trabajo del tratamiento selectivo”.

-¿En ese pliego estará la incineradora?

“No, para nada. No va a haber nada que insinúe, que sea un preparatorio o que fomente la incineración. Es una premisa básica del nuevo concurso.”

-¿Cuándo veremos los resultados del Pacto de los Alcaldes?

“Se establece reducir las emisiones de CO2 en un 20% en el año 2020. Se ha puesto un segundo objetivo que es en el 2030 llegar al 40%. La idea es que el Cabildo tenga su plan de acción este año y empezar a implementarlo a partir de 2016”.