la laguna

Aires de historia y cultura en el Palacio de Nava

Jornadas de puertas abiertas en el Palacio de Nava. | FRAN PALLERO Jornadas de puertas abiertas en el Palacio de Nava. | FRAN PALLERO Jornadas de puertas abiertas en el Palacio de Nava. | FRAN PALLERO Jornadas de puertas abiertas en el Palacio de Nava. | FRAN PALLERO Jornadas de puertas abiertas en el Palacio de Nava. | FRAN PALLERO Jornadas de puertas abiertas en el Palacio de Nava. | FRAN PALLERO
<
>
Jornadas de puertas abiertas en el Palacio de Nava. | FRAN PALLERO

Las calles del centro de La Laguna esconden edificios emblemáticos y claves en la historia del municipio y de la Isla, como el Palacio de Nava, ubicado en la esquina noroeste de la plaza del Adelantado. Detrás de la imponente fachada de cantería de esta construcción del siglo XVI vivió una de las familias más importantes de la Isla y se desarrolló uno de los ambientes culturales más importantes del siglo XVIII de toda Canarias. Desde mañana lunes y hasta el próximo viernes quienes lo deseen podrán visitar el patio y la escalera principal de este edificio, de 11.00 a 20.00 horas. Una iniciativa que se enmarca en la celebración del 16 aniversario de la declaración de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad. Además, será uno de los puntos de parada dentro de las rutas teatralizadas que se desarrollarán también a lo largo de la próxima semana.

Estas jornadas de puertas abiertas coinciden con el anuncio del Ayuntamiento de La Laguna y del Gobierno de Canarias de su intención de rehabilitar este inmueble, declarado Bien de Interés Cultura (BIC), con la categoría de Monumento, desde el 6 de septiembre de 2000. En concreto, el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, apuntó esta misma semana que la intención es que la rehabilitación comience por la primera y la segunda crujías, aunque el director general de Patrimonio Cultural del Ejecutivo regional, Miguel Clavijo, añadió que aún es pronto para detallar su plan de mejora, pero que se podrá concretar más a partir de enero, cuando tenga lugar la reunión entre el Gobierno, el Cabildo y el Ayuntamiento, y en base a los recursos económicos.

Clavijo apuntó que el deseo del alcalde es que sea “de uso público y que los ciudadanos y visitantes puedan disfrutarlo y conocerlo”. En este sentido, Néstor Verona, organizador de las rutas teatralizadas junto con Burka Teatro e historiador, enfatiza que el Palacio de Nava “alberga nuestra historia” y abrirlo a los ciudadanos es “darle vida”, a pesar de la rehabilitación que necesita. “Es necesario que los espacios se mantengan vivos de alguna forma, que se hagan partícipes de la vida de la ciudadanía, porque si no lo conoces, no lo valoras en su justa medida y no lo cuidas”, afirma. El  primer edificio se levanta en un antiguo solar que fue, a partir de 1500, de Jorge Grimón. La construcción de inmueble comienza en 1585 y sufrirá modificaciones a mediados del XVII. En 1776, Tomás Nava y Grimón y Porlier lo reforma completamente, recubriéndolo totalmente de piedra y dándole el aspecto que hoy tiene. La Casa o Palacio de Nava es un acreditado ejemplo de arquitectura culta en las Islas, si bien la fachada  no observa los preceptos de un estilo determinado al ser ésta producto de sucesivas adiciones. “Aunque hoy conocemos el palacio como de Nava porque las familias Grimón y Nava se emparentaron en el siglo XVII, pero esta casa fue fundada Jorge Grimón, que acompañó a Alonso Fernández de Lugo en la conquista, con lo que fue una familia muy importante”, relata Néstor Verona.

“En este palacio se desarrolló el ambiente cultural más potente del siglo XVIII de toda Canarias -continúa explicando-. Aquí se desarrolló la Tertulia de Nava, que fue importantísima en la historia de Canarias, aquí se reunían Viera y Clavijo, Tomás de Nava, Cristóbal del Hoyo… todos los ilustrados del momento. Y ellos recopilaron la biblioteca ilustrada más importante del Archipiélago. Los marqueses de Villanueva del Prado, los Nava, se dedicaban a traer de contrabando libros que estaban prohibidos por la Inquisición. Hoy en día todos esos fondos los tiene la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife”.

Dada la historia y la cultura que encierra el Palacio de Nava, Verona considera que podría ser el lugar perfecto para albergar un Centro de Interpretación del Patrimonio del municipio, donde atender a los visitantes y turistas que acudan a la ciudad.

Una huerta y dos patios interiores
El inmueble cuenta con planta rectangular, dos patios interiores y una huerta trasera. La fachada principal, enteramente cubierta de cantería y con fajas de almohadillado en ambas esquinas, es de dos plantas. En la planta baja, la puerta de entrada, adintelada y con el escudo de los Grimón tallado en piedra sobre el friso, está flanqueada por columnas pareadas, corintias, sobre plinto con decoración romboidal. En el interior destaca el patio principal, al que se accede franqueando el zaguán y una verja de hierro. La galería alta es cerrada, de fábrica y con ventanas hacia el patio. Del corredor bajo, abierto con losa chasnera, destacan las columnas, que soportan la galería, talladas en piedra basáltica. Una magnífica escalera de mármol abalaustrada, de tres tramos con dos descansillos, conduce a la planta alta. Sobre esta escalera se encuentra un artesonado ochavado, considerado por algunos autores como el mejor exponente de cubierta portuguesa en Canarias.
Personajes ilustres y piratas reviven el edificio
El Palacio de Nava será uno de los puntos de parada dentro de las rutas teatralizadas gratuitas que han organizado Néstor Verona y Burka Teatro por noveno año consecutivo. Estas rutas se realizarán desde mañana y hasta el próximo viernes en tres pases, a las 11.00, a las 16.30 y a las 18.30 horas, con punto de salida en la plaza del Adelantado y transcurrirá por la ermita de San Miguel, Casa Anchieta, Palacio de Nava, Casa de los Capitanes, Palacio Lercaro y finalizará en el Hospital de Dolores.

Bajo la tematización de la piratería en Canarias, se ha construido una historia en torno a un tesoro escondido en La Laguna que los asistentes a las rutas tendrán que descubrir. Concretamente en el Palacio de Nava, en este emplazamiento se desarrollará una escena en la que “un personaje muy importante del siglo XVI, Ana de Vergara, mantiene una conversación con el nieto de Jorge Grimón en torno al tesoro, y una pelea de espadas con el pirata François Le Clerc”, quien atacó Santa Cruz de La Palma en 1553, explica Néstor Verona.

En ediciones anteriores, estas rutas siempre han tenido bastante éxito entre el público asistente.