radazul

Una rotura de una tubería de Balten provoca la alarma en Radazul

“Fue peor que la riada que ocasionaron hace unos años las lluvias”, comentó uno de los vecinos de Radazul Bajo, tras ver como la calle Magallanes se convirtió en apenas unos segundos en un gran río tras romperse a las 10.15 de la mañana una tubería de 600 de la empresa Balten que lleva agua depurada desde Santa Cruz hasta ahora anexa a la autopista del Sur.

La fuerza del agua inundó cuatro chalets adosados, uno de ellos de manera grave, que hubo que desalojar al haber varias personas en su interior, entre ellos un bebé, siendo realojados en una vivienda cercana de un familiar, relató el alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, que inmediatamente conocer el suceso se trasladó al lugar, a donde acudieron el propio gerente de Balten, técnicos de esa empresa, Policía Local, Guardia Civil y ambulancias del SUC, dentro de un amplio operativo de emergencias, mientras las calles Magallanes y Elcano se cerraban al tráfico hasta que se pudo controlar la avalancha de agua pasadas las doce de la mañana y se normalizaba la situación, aunque “el susto no nos lo quita nadie”, comentó el alcalde Escolástico Gil, quien en más de una ocasión ha denunciado la situación que vive el litoral de su municipio con las avalanchas de agua desde que se amplió la autopista.

La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
<
>
La rotura de una tubería dejó graves consecuencias en Radazul. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

La tubería que provocó el incidente tiene 25 años de vida y su estado era defectuoso, por lo que los técnicos tendrán que evaluar ahora las posibilidades de revisar la conducción que parte desde la depuradora de Santa Cruz y llega hasta Arona con agua ya tratada para agricultura.