SOCIEDAD

Cabildo de Tenerife advierte de que se precisa autorización para la recolección de setas en espacios protegidos

El Cabildo de Tenerife advierte de que la recogida de setas comestibles en los Espacios Naturales Protegidos requiere una autorización por parte del área de Medio Ambiente, tal y como establece la normativa que rige estos espacios.

El objetivo de esta medida es preservar los ecosistemas y evitar los daños que puedan generarse de esta actividad. Las autorizaciones se pueden solicitar en los Centros de Servicios al Ciudadano del Cabildo, oficinas descentralizadas del Cabildo y las oficinas de Medio Ambiente (Pabellón Santiago Martín, Los Majuelos, La Laguna), y las personas interesadas también pueden solicitar información a través del correo medionatural@tenerife.es.

El consejero de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, señala que la mayoría de la recogida de setas se produce el Parque Natural de Corona Forestal y el Paisaje Protegido de Las Lagunetas, “y es una actividad que tradicionalmente viene realizándose sin problemas, pero es necesario recordar que hay que solicitar autorización con el objeto de preservar el medio ambiente y evitar daños en los espacios naturales protegidos ya que hay personas que se incorporan a la actividad y deben conocer la forma correcta de recoger las setas”.

Los agentes de Medio Ambiente son los encargados de vigilar que se recogen las setas conforme a lo establecido en la legislación de los Espacios Naturales Protegidos, donde se establece que el aprovechamiento micológico -recolección de setas- es un uso autorizable, así como los condicionantes para realizar la actividad.

Así, se establece un máximo de 3 kilos al día por persona y se prohíbe la recogida nocturna. La recolección de las setas se hará mediante corte limpio a ras del suelo y se transportarán en recipientes que permitan la aireación de las setas y la diseminación de sus esporas, quedando expresamente prohibido el transporte en bolsas o recipientes plásticos.

Son susceptibles de recogerse los ejemplares que se encuentren en estado intermedio de desarrollo, debiendo quedar sobre el terreno aquellos pasados, rotos o alterados, por su valor para la reproducción de la especie, informa el Cabildo en una nota.

En el caso de recogida de hongos que se desarrollen total o parcialmente bajo tierra como hongos -trufas- o semihipogeos -nacidas-, éstos se extraerán usando el llamado machete trufero, el cual permite que no se dañe el micelio más de lo necesario. Asimismo, una vez extraído el hongo, el terreno deberá quedar en las condiciones originales, rellenando los agujeros generados con la misma tierra extraída.

Para la localización de las setas no será posible la alteración de la capa vegetal superficial del suelo y para su recogida se prohíbe usar cualquier herramienta que se pueda utilizar para remover el mantillo, como rastrillos, hoces, azadas, podonas y similares.

CIRCULAR SOLO POR LA RED DE PISTAS

Por otra parte, está expresamente prohibida la recolección de setas en la Reserva Natural Especial de Las Palomas y en las Zonas de Exclusión del Parque Natural de Corona Forestal, donde no se permite el acceso.

Además, no se recogerán ejemplares de especies protegidas, o de especies no comestibles o tóxicas, ya que cumplen un importante papel ecológico y son el alimento de numerosas especies de fauna inmunes a sus toxinas.

Los vehículos utilizados para acceder al monte sólo podrán circular por la red de pistas para vehículos a motor con finalidad recreativa, estando expresamente prohibida la circulación fuera de esta red.