POLÍTICA

Canarias hará 1.600 inspecciones en 2016 contra la explotación laboral

Patricia Hernández, ayer, en comparecencia ante una comisión del Parlamento, a petición de NC. / FRAN PALLERO
Patricia Hernández, ayer, en comparecencia ante una comisión del Parlamento, a petición de NC. / FRAN PALLERO

El Gobierno canario pondrá en marcha en 2016, junto con la Inspección estatal de Trabajo, un plan contra la explotación laboral en los sectores de hostelería, comercio y servicios, con 40 inspectores encargados de 1.600 actuaciones durante seis semanas, distribuidos en dos periodos del año en los que se ha detectado un aumento de este tipo de ilegalidades.

Así lo anunció ayer en comisión parlamentaria la vicepresidenta del Gobierno de Canarias, y consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Patricia Hernández, quien precisó que el plan lo está diseñando su departamento con la Administración del Estado, para la firma de un convenio con tal fin.

La consejera socialista achacó a la reforma laboral el aumento de irregularidades, pues, según expresó de forma metafórica, “el PP quitó el paraguas cuando más llovía y abarató el despido”, reforzando una explotación laboral que hace que los trabajadores “acepten cualquier cosa”. Arguyó que, con datos de septiembre pasado, hay 100.000 afilados menos a la Seguridad Social que en igual mes de 2011, cuando gobernaba España el PSOE.

Hernández compareció a petición del diputado de NC Alberto Campos, quien se refirió a la explotación laboral como “una de las grandes vergüenzas de nuestra sociedad”. Noemí Santana (Podemos) adujo que la reforma laboral empezó con Zapatero y criticó que el sector turístico, en auge, emplee ahora menos plantilla que antes de la crisis. Jesús Ramos (ASG) sostuvo que precariedad laboral y sueldos ínfimos generan fraude con empleados “en régimen de esclavitud”. Jorge Rodríguez (PP) repuso que “Canarias no es un campo de esclavos ni estamos en la época de Escarlata O’Hara”.

3.000 nuevos beneficiarios

El Gobierno canario destinará el aumento presupuestario en 7,7 millones de euros al sistema de dependencia para dar “un empuje” y tramitar el alta de 3.000 nuevos beneficiarios, anunció ayer Patricia Hernández. La consejera de Políticas Sociales realizó este anuncio en una comisión parlamentaria en la que compareció a petición del PP, cuya diputada Josefa Luzardo consideró que la gestión en este ámbito en Canarias ha sido “nefasta, pésima e impresentable” y los dependientes se han sentido “despreciados”. Para tal fin, se contratará personal o reasignará a interinos para formar dos equipos de trabajo por provincias, con 11 personas en cada una de ellas, informó Efe.