sociedad

Canarias lidera la ruptura de matrimonio en España donde se separan 9 de cada 10, según un estudio

Cada cinco minutos se rompe un matrimonio en España, donde se han producido cerca de tres millones de rupturas desde que se legalizó el divorcio en 1981 y que con 434 matrimonios y 290 rupturas diarias, es además uno de los países de la Unión Europea con la tasa de nupcialidad más baja y la de ruptura más alta.

Son las conclusiones del Informe ‘Nupcialidad y Ruptura en España 2015′ elaborado por el Instituto de Política Familiar (IPF) y difundido este martes, un trabajo del que se desprende que en España se rompen siete matrimonios por cada diez que se celebran mientras cada vez se casa menos gente: 216.451 bodas en el año 2000 frente a las 158.425 de 2014; 604 al día en 1990, 430 diarios en la actualidad.

El IPF afirma que el año pasado se produjeron más de 105.800 rupturas familiares, un 5,4% más que en 2013, “rompiendo el estancamiento de los últimos años debido a la crisis económica”. De estas rupturas, el 95,1% fueron divorcios, frente a un 4,8% de separaciones y un 0,1% de nulidades. Cataluña (2,65), Canarias (2,63) y la Comunidad Valenciana (2,5) son las Comunidades Autónomas con mayor tasa de ruptura.

La organización atribuye esta proporción a la reforma del divorcio que en el año 2000 agilizó los trámites y facilitó el acceso. “Con la entrada de la ley del divorcio exprés, los divorcios se han incrementado en 49.772 divorcios anuales (periodo 2004-2014) lo que ha supuesto un incremento del 98%, pasando de 50.000 divorcios en el 2004 a más de 100.000 divorcios en el 2014″, dicen las conclusiones del estudio.

Según expone, los matrimonios de entre cinco y diez años de duración son, junto a los que se prolongan más de 20 años, los más afectados y concentran el 50 por ciento del total de las rupturas. En la actualidad, la media de duración de los matrimonios en España es de 15,8 años, aunque uno de cada siete se rompen antes de cumplir el quinto aniversario.

La ruptura familiar afecta sobre todo a los matrimonios con hijos: 6 de cada 10 matrimonios que se rompen (separación y/o divorcio) tenían hijos. Así, afirman que la separación o divorcio “afecta a más de 97.650 hijos cada año, de los que 84.900 son menores de edad”.

Con estas cifras, España se sitúa junto a Portugal, Dinamarca y Luxemburgo con los países de la UE 28 con mayor tasa de ruptura por matrimonio. Dentro del territorio, el ranking lo encabeza Canarias, donde se rompen nueve de cada diez enlaces.

“SE PIERDEN” UNO DE CADA CUATRO MATRIMONIOS
El informe apunta que, en paralelo, cae la tasa de nupcialidad de forma “vertiginosa”. En los últimos 15 años (2000-2014) “se ha producido un auténtico desmoronamiento”, dice la organización, según la cual en este periodo “se han perdido 1 de cada 4 matrimonios” oficiados.

La reducción, apuntan, “habría sido mucho mayor” de no ser por los matrimonios internacionales, que ascendieron a 25.840 el año pasado, el 16,3 por ciento del total. Con todo, no han sido suficientes para levantar la tasa de nupcialidad (matrimonios por cada 1.000 habitantes), que ha pasado de 5,37 en el año 2000 a 3,36 en 2014, “muy por debajo de la media de la Unión Europea”, que es de 4,2.

Por regiones, Castilla y León, con 2,98 matrimonios por cada 1.000 habitantes, es la comunidad española donde menos matrimonios se producen en relación a su población, seguida de Extremadura (3,03) y Canarias (3,05).

PAREJAS MAYORES, MATRIMONIOS JÓVENES
En cuanto al perfil de los matrimonios, el estudio apunta que son “cada vez más tardíos”, con la media de edad de los cónyuges en 35,3 años. Canarias (37,4 años), Baleares (37), Cataluña (36,2) y la Comunidad de Madrid (35,9) son las autonomías donde más tarde se casan las parejas.

Además, destaca que dos de cada tres se ofician ya exclusivamente por lo civil, 107.075 de los 158.425 que se celebraron el año pasado. En Cataluña se registra la proporción más alta de todo el país, con ocho de cada diez parejas casadas por esta vía.

Mientras, avanza la cifra de parejas de hecho, que pasan de 563.785 en el año 2001 a 1,6 millones, el 14 por ciento de las uniones, al cierre del año pasado. En uno de cada siete hogares donde vive una pareja, ésta no está casada.

MENOS HIJOS Y FUERA DEL MATRIMONIO
Sobre los hijos, el informe apunta que en la actualidad, el 40,8% nacimientos se producen fuera del matrimonio, cifra que se ha cuadruplicado desde 1995 hasta superar los 173.000. Canarias es la comunidad autónoma donde es más frecuente, con seis de cada diez niños nacidos de uniones no matrimoniales.

En general, cada vez son menos, pues cuatro de cada diez parejas no tienen hijos, especialmente si se trata de parejas de hecho. De los 11,4 millones de parejas (matrimonios y parejas de hecho), más de 4,4 millones (39,3% del total) no tienen descendencia. En el lado opuesto, las familias numerosas, cuya media de hijos (3,1) supera el nivel de reemplazo generacional (2,1).

El IPF alerta sobre los efectos de esta realidad y pide que se adopten medidas tendentes a “promover un mayor refuerzo y protección jurídica de la familia, especialmente de aquellos colectivos con especiales necesidades, como las familias con hijos, que cuentan con responsabilidades familiares en el cuidado de ascendientes, descendientes, así como personas dependientes”.

Solicitan, entre otras medidas, el “desarrollo de una Ley de Prevención y Mediación Familiar con el objeto de promover la estabilidad y cohesión familiar que favorezca la prevención, la mediación y resolución de las crisis y conflictos familiares”, así como la “derogación de la Ley del divorcio exprés” porque consideran que “ha resultado ser claramente desacertada y, al cabo de diez años de aplicación, ha demostrado su rotundo fracaso duplicando el número de divorcios en España”.