motociclismo > motogp

Combinaciones para el título de Valentino Rossi y Jorge Lorenzo

Valentino Rossi y Jorge Lorenzo
Valentino Rossi y Jorge Lorenzo. | YAMAHA RACING

El circuito valenciano de Cheste se prepara para vivir este domingo el final del Mundial de Motociclismo, un cita habitualmente festiva pero a la que en esta ocasión se ha añadido la enorme tensión generada en la pelea por el campeonato de MotoGP entre las Yamaha del italiano Valentino Rossi y del español Jorge Lorenzo tras lo sucedido en Sepang (Malasia) entre el nueve veces campeón del mundo y Marc Márquez (Repsol Honda).

La penúltima carrera mundialista aumentó la emoción en el duelo entre los pilotos de la ‘M1′, separados tan solo por siete puntos después de una gira transoceánica que sólo tuvo ‘paz’ en Motegi (Japón), tras el cruce de declaraciones que inició el líder y que concluyó del peor modo posible en el trazado malasio.

Rossi acusó a Márquez, ganador en Phillip Island, de ser “aliado” de Lorenzo por su actitud en el circuito australiano en un intento de trasladar presión a toda la parrilla. Sin embargo, toda esa tensión se mantuvo en los entrenamientos y en la carrera del domingo acabó por saltar la ‘chispa’ que ha provocado un incendio poco visto en este deporte.

El italiano y el catalán se enzarzaron en un inesperado duelo de pasadas en las primeras vueltas mientras Dani Pedrosa (Repsol Honda) y Lorenzo se marchaban por delante. El de Yamaha no entendió la actitud del de Cervera y todo acabó con este último por los suelos y una posterior sanción al de Urbino, por haber provocado el incidente aunque desde HRC se le acusó de dar una “patada” al ilerdense, que le haría salir el último en Cheste.

Rossi apeló la decisión de Dirección de Carrera ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para enfangar más el tema y posteriormente se han desencadenado actos inauditos como la presunta agresión de unos periodistas italianos en casa de los Márquez del pasado viernes que no han hecho más que avivar un fin de semana que, polémicas aparte, es ya de por sí emocionante.

Con todo, el nueve veces campeón del mundo se enfrentará al reto de tener que firmar una remontada de nivel después de que el TAS no le concediese la cautelar y lo tendrá que hacer en un escenario que no le favorece demasiado por las características de Cheste, un circuito donde es más complicado adelantar, y por su mal fario en España desde 2009 en Montmeló, su última victoria en suelo español.

Esto contrasta con Lorenzo, al que se le da muy bien cuando tiene a su afición delante, sobre todo este año donde ha dominado ya con mucha autoridad las pruebas nacionales, ganando en Jerez, Montmeló y MotorLand Aragón. En el circuito valenciano tiene triunfos en 2013 y 2010, pero el año pasado no terminó la carrera.

De todos modos, la presión sigue siendo quizás mayor para el balear, a la caza de su tercer título mundial de la categoría ‘reina’ y convertirse en el piloto español con más títulos en MotoGP y el segundo más laureado, aún lejos del ’12+1′ de Ángel Nieto.

El mallorquín sabe que debe apretar y que la victoria es el resultado que más le garantiza poder enjugar esos siete puntos de ventaja de su compañero de equipo que, por experiencia y calidad, irá superando a rivales y subiendo posiciones, pero que tendrá complicado coger a los favoritos. Ganar obliga al italiano a ser segundo e incluso le podría valer ser segundo porque ‘Il Dottore’ tendría que subir al podio. A partir de ahí, los resultados pueden ser algo más favorables para el líder.

Por ello, las dos motos del equipo Repsol Honda pueden pasar de ser ‘enemigas’ a las mejores ‘amigas’ junto con lo que puedan hacer las Ducati, sobre todo la de su compatriota Andrea Iannone. El segundo clasificado tiene claro que tanto Marc Márquez como Dani Pedrosa pueden cruzarse en su objetivo, mientras que la salida tan retrasada del de Urbino parece que podría evitar un nuevo duelo con el de Cervera en la pista.

Combinaciones para el título mundial

Las combinaciones en la pelea por el título mundial de la categoría de MotoGP son las siguientes:

Si Lorenzo gana la carrera Rossi necesitaría ser segundo para ser campeón.

Si Lorenzo acaba segundo, entonces Rossi necesitaría terminar en el podio para ganar el título.

Si Lorenzo finalizase tercero, Rossi tendría que ser como mínimo sexto para coronarse campeón del mundo.

Si Lorenzo cruzase línea de meta en cuarta posición, Rossi tendría que ser al menos noveno para hacerse con el título.

Si Lorenzo es quinto, Rossi tendría que terminar nunca más atrás de seis plazas respecto a él para ganar el entorchado.

Si Lorenzo termina más allá del noveno puesto, Rossi sería automáticamente campeón.