SOCIEDAD

Concluyen las tareas de extracción y sellado del pesquero Oleg Naydenov

La secretaria general de Transporte del Ministerio de Fomento, Carmen Librero, ha presidido este jueves la reunión del comité de coordinación de la emergencia producida por el hundimiento del buque Oleg Naydenov en aguas de Canarias donde se ha informado de la desactivación del Plan Marítimo Nacional tras concluir las tareas de extracción de fuel y sellado del pecio ayer miércoles.

El encuentro, celebrado en la Capitanía Marítima de Las Palmas, ha servido para hacer balance de las actuaciones realizadas y se ha informado del desarrollo de los trabajos para la extracción del fuel de buque y el sellado definitivo de las fugas existentes, según informó el Ministerio en nota de prensa.

También se ha informado de que el comité técnico ha dado por finalizada la emergencia, quedando desactivado el Plan Marítimo Nacional que se encontraba en fase de emergencia de nivel 1.

De todos modos, y como medida preventiva, Salvamento Marítimo ha previsto un programa de vigilancia satelitaria, aérea, marítima y submarina en el que participarán los satélites de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA), unidades y un ROV de Salvamento Marítimo.

Asimismo, se indicó que la sociedad pública de salvamento y lucha contra la contaminación marítima ha iniciado las “tareas precisas parar adaptar” sus medios submarinos para poder alcanzar los 3.000 metros de profundidad.

En cuanto a las actuaciones de extracción del fuel y sellado definitivo de las fugas se recordó que desde que se hundiera el Oleg Naydenov se impulsaron una serie de operaciones “precisas para la inspección del pecio y para comprobar el estado de las fugas de hidrocarburos procedentes de los venteos, escotillas y fisuras de la chapa”.

Posteriormente, se inició la extracción del combustible, tanto del que fluía desde las fugas como del que se alojaba en el interior, para lo que se instalaron campanas rígidas sobre las fugas, unidas a un tanque que se izaba a superficie para retirar el fuel y se sustituía por uno vacío.

También se han realizado acciones para incrementar el flujo de salida de fuel de manera controlada para la recogida en las campanas. Finalmente, cuando se concluyó la extracción, se procedió al sellado definitivo de las fugas existentes en el pecio por medios mecánicos y químicos. En total se han recogido 528 m3 de residuos oleosos, que proceden tanto de las operaciones de lucha contra la contaminación marina llevadas a cabo en superficie por los buques anticontaminación como de las operaciones submarinas.

En estas “complejas” operaciones se han utilizado 3 ROV submarinos, capaces de trabajar a la profundidad en que se encuentra el pecio (2.700 m) y que han realizado la monitorización, así como el control de las operaciones desde el buque base de operaciones, el Olympic Zeus.
OLEGNA

UN BUQUE ANTICONTAMINACIÓN

Por otro lado, se informó de la adjudicación de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) para el contrato de un buque anticontaminación para la zona de Canarias con el que se “reforzará los medios disponibles en la zona”.

Este contrato, que tendrá una prestación de 4 años (con posibilidad de prórroga por otros 4 años), adjudica la presencia de un buque con una capacidad de recogida superior a los 1.250 m3, que se mantendrá en stand-by (a disposición) con base en Santa Cruz de Tenerife para atender la zona de Canarias y Madeira.

El contrato se ha adjudicado a la empresa Petrogas que aportará el buque Mencey, con base en Tenerife, para cubrir el servicio que el buque iniciará el servicio el próximo verano. El importe del contrato es de 5,1 millones de euros.