SOCIEDAD

Denuncian la falta de recursos específicos para niños con cáncer

José Jerez (c), presidente de Pequeño Valiente, junto a Rafael Jiménez, de Encuentro, y Flora Marrero. / DA
José Jerez (c), presidente de Pequeño Valiente, junto a Rafael Jiménez, de Encuentro, y Flora Marrero. / DA

Héroes diminutos y padres inaccesibles al desaliento. Así se escribe desde hace 10 años la historia de la asociación Pequeño Valiente, que asiste a niños con cáncer y sus familias durante el duro y complejo trance de la enfermedad. Creada por un grupo de padres que se rebelaron ante las carencias y necesidades que requiere la atención hospitalaria a menores con patologías oncológicas, desde entonces han ayudado ya a más de 250 niños canarios. Ayer, con motivo de su décimo aniversario, los responsables de la entidad volvieron a demandar “más medios y recursos específicos” en el sistema público isleño, como la puesta en marcha de una unidad de Oncología Pediátrica en los hospitales de referencia de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, ya que actualmente los menores con cáncer comparten planta en Pediatría con el resto de niños y adolecen de atención individualizada. En este sentido, el presidente de la asociación, José Jerez, explicó que “han sido 10 años de lucha, a pie de cama, por mejorar la calidad de vida de los niños y adolescentes y también de sus hermanos, sus padres,… de todo su entorno”. Jerez, que tiene un hijo afectado por la enfermedad, recordó que la aportación de Pequeño Valiente en la planta de Oncohematología del Hospital Insular Materno-Infantil de Las Palmas (el lugar que sirvió de punto de partida para la ONG) ha sido “determinante” durante este tiempo, con una mejora sustancial tanto en su aspecto como en sus prestaciones. No en vano, dos de los primeros logros fueron la reserva de plazas de aparcamiento gratuito y la comida en planta para los padres de los niños. Tras esto, vinieron el aire acondicionado, el mobiliario, la televisión o una aportación económica para reformas, entre otras acciones. A partir de ahí, en 2009, Pequeño Valiente ingresó en la Federación de Padres de Niños con Cáncer, y cuatro años después en el registro de entidades colaboradoras en la prestación de servicios sociales.

La entidad ha asistido ya a más de 250 pequeños que padecen estas patologías

Ya en 2014, el colectivo fue declarado Entidad de Utilidad Pública, y ese mismo año comenzó a trabajar con familias de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. En apenas unos meses, y merced al apoyo de algunas administraciones, empresas privadas, donantes y socios colaboradores, la asociación pudo disponer de una sede administrativa permanente en el complejo deportivo Islas Canarias en La Laguna, y también con un piso de acogida en El Sobradillo, donde pueden alojarse familiares de niños con cáncer de otras islas o de municipios del Norte y el Sur.

Por ende, Pequeño Valiente está trabajando en la creación en Gran Canaria de un centro multidisciplinar para atender a niños y adolescentes de todo el Archipiélago que quedan con secuelas tras sufrir la enfermedad.

Tratamiento y escolarización para menores saharauis

Además de seguir ampliando sus acciones en los hospitales de referencia de Tenerife y Gran Canaria, uno de los retos inmediatos que afrontará Pequeño Valiente es el desarrollo de un proyecto para poder actuar en África Occidental y atender a niños saharauis enfermos de cáncer. Según explicó el presidente de la entidad, José Jerez, “el objetivo es traerlos a Canarias para que reciban su tratamiento, al tiempo que son escolarizados”.

Para llevar a cabo esta ambiciosa iniciativa, Jerez animó a todos aquellos que lo deseen a colaborar con la asociación, que se nutre fundamentalmente de donaciones y ayudas de sus socios, particulares y empresas.

De igual modo, Pequeño Valiente -que cuenta también con un programa de voluntariado, orientado y supervisado por una psicóloga- ha lanzado una campaña solidaria en la que colabora Encuentro Moda, que destinará un porcentaje del total de las ventas que la marca logre a través de sus más de 100 establecimientos distribuidos por toda España durante el periodo navideño. Por último, y antes de acabar el año, la asociación organizará una gala solidaria en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria. Será el domingo 27 de diciembre, y contará con invitados especiales como el grupo Efecto Pasillo.