FÚTBOL

Desafío de tridentes

Neymar Junior
Tras la lesión de Messi, el astro brasileño dio un paso al frente y se erigió en la sensación de su equipo. De los dos tridentes que pueden desequilibrar el clásico, Neymar es el que mejor llega. 
Luis Suárez
El matador uruguayo llega con el fusil cargado. Sus goles han mantenido al Barça en lo más alto de la Liga y de la Liga de Campeones. Un peligro para las defensas, y no lo será menos para la del Real Madrid. Gareth Bale
El galés del Real Madrid ha estado más tiempo lesionado que en el terreno de juego. Su primer año de blanco fue primoroso, con goles decisivos en Champions y Copa del Rey. Todavía se le espera... Karim Benzema
Los problemas con la justicia por el caso Valbuena por los que pasa el delantero francés, acompañado de una lesión que lo ha tenido apartado del once inicial, hacen dudar de que sea de la partida. Cristiano Ronaldo
El crack portugués no pasa por su mejor momento. Los rumores que apuntan a una posible salida al PSG al final de curso y sus discrepancias con Rafa Benítez han debilitado su influencia en el juego.
<
>
Luis Suárez El matador uruguayo llega con el fusil cargado. Sus goles han mantenido al Barça en lo más alto de la Liga y de la Liga de Campeones. Un peligro para las defensas, y no lo será menos para la del Real Madrid.

El Real Madrid y el FC Barcelona viven hoy en el estadio Santiago Bernabéu su primer clásico de la temporada, marcado por las altas medidas de seguridad tras los atentados de la pasada semana en París y por la presencia o no de inicio de Leo Messi, que podría reforzar a su equipo para abrir una buena brecha en la tabla ante un rival más obligado por su última derrota y por jugar ante su público.

Los trágicos sucesos del pasado viernes en la capital francesa y las posteriores suspensiones de los amistosos entre Bélgica y España y entre Alemania y Holanda, este último por una amenaza de bomba, han puesto el foco en el tema de la seguridad por encima del deportivo en los días previos a uno de los partidos que más pasiones levanta en todo el mundo.

Desde las autoridades españoles se ha insistido en decir que no existe riesgo para acudir al partido y el coliseo blanco registrará el lleno esperado, aunque rodeado por muchas medidas para garantizar la seguridad del choque. 1.000 agentes de la Policía Nacional y 1.400 pertenecientes a la seguridad privada velarán porque todo transcurra con normalidad y que solo se hable del espectáculo deportivo que se presupone que los protagonistas deben dar.

En este sentido, la presencia en el partido de Messi es lo que acumula la mayor inquietud seguramente a nivel deportivo. El argentino se lesionó ante Las Palmas el 26 de septiembre y finalmente ha logrado llegar a tiempo para este importante encuentro, aunque la duda es si saldrá de inicio o esperará en el banquillo su oportunidad de unirse al dúo Neymar-Luis Suárez para aumentar las opciones de los azulgranas, que llegan a la gran cita con tres puntos de renta y mejores sensaciones que el Real Madrid.

El conjunto de Rafa Benítez afrontó el parón internacional sumido en dudas después de perder su condición de invicto en el Sánchez Pizjuán y ceder en la pugna por el liderato con los de Luis Enrique, que han salido más reforzados del periodo de lesiones que ha acuciado a ambos. Sin embargo, el técnico madrileño parece haber recuperado a todas sus piezas para un partido que se le presenta como un gran examen para aplacar las continuas dudas que existen sobre el rendimiento de su equipo.

Incógnitas
Para el partido de esta tarde, los dos técnicos manejan dudas sobre cuál será el once elegido. El equipo local ya tiene a todos sus jugadores recuperados después de que James Rodríguez y Karim Benzema hayan superado sus respectivas lesiones y puedan unirse a Cristiano Ronaldo y Gareth Bale para liderar la ofensiva merengue, mientras que Keylor Navas y Marcelo se han recuperado de sus lesiones y Sergio Ramos forzará una vez más en su hombro.

El colombiano parece casi seguro en el once, salvo sorpresa, y el francés, acuciado por sus problemas con la justicia en el caso Valbuena, también tiene serias opciones, aunque Benítez no los confirmó. La entrada del primero, que dotaría de más opciones de último pase, modificará el centro del campo y es ahí donde el madrileño debe decidir el sacrificado en las figuras de Casemiro, referente del equilibrio, o Kross, lejos de su nivel.

En el caso de que entre Benzema, la BBC se volverá a juntar dos meses después de hacerlo por última vez junto al Shakhtar. Al de Lyon se le da bien el Barça a nivel goleador y suele hacer daño a su defensa con sus movimientos y eso puede jugar a su favor para acompañar a un CR7 que tampoco está excesivamente bien a nivel goleador en su nuevo papel dentro del campo.

En cuanto al Barcelona, la titularidad de Messi es la pieza que debe decidir Luis Enrique para encajar su puzle. El asturiano no puede contar con Ivan Rakitic y tendrá que elegir, después de reconocer que no está “al cien por cien físicamente”, entre poner a la Pulga de inicio o dejarle en el banquillo.

Si el argentino juega de salida, formará el tridente azulgrana con Neymar, que se encuentra en gran estado de forma, y Luis Suárez, que quiere demostrar que en la actualidad es más poderoso que el que posee su rival, pero existe la posibilidad mayor de que no sea así, por lo que el dibujo del conjunto catalán también se vería modificado.

Pedro, ausente

-Se lo pierde. Tras muchas temporadas jugando clásicos con el FC Barcelona, el tinerfeño Pedro será el gran ausente tras su marcha al Chelsea.

-Seguridad. El dispositivo de la Policía Municipal de Madrid para el Clásico en el Santiago Bernabéu contará con un total de 120 agentes, mientras que el Samur-Protección Civil trabajará con 80 efectivos.

-Expectación inusitada. El clásico que disputan Real Madrid y Barcelona tendrá una audiencia potencial de 600 millones de espectadores y podrá seguirse en directo en más de 170 países, según datos de LaLiga.

-Mayor tirón blanco. Los seguidores del Real Madrid compran un 9,3% más de artículos de merchandising de su equipo que los fans del FC Barcelona.