TENERIFE

El despegue del Reina Sofía

AEROPUERTO TENERIFE SUR
Diferentes colectivos de la sociedad y el sector empresarial reclaman la mejora del aeropuerto. / DA

La pasada semana la ministra de Fomento, Ana Pastor, anunciaba durante una visita a la Isla la intención de invertir 120 millones de euros en los próximos años por parte de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) para reformar el aeródromo Tenerife Sur. Aunque aún no ha trascendido los detalles del proyecto, puesto que el ente debe aprobar primero la citada inversión, Pastor desveló que la intención es construir una nueva terminal entre las dos existentes, de tal manera que permita unificar y mejorar el edificio.

Con este anuncio se cumple una de las principales reclamaciones, desde hace más de un año, tanto del Cabildo tinerfeño como del sector empresarial y hotelero de la Isla, quienes ya pusieron de manifiesto el colapso de la actual terminal y las deficiencias del edificio. En este tiempo, desde el Gobierno insular se han elaborado diferentes informes para avalar esta petición. El último de ellos encargado a una consultoría externa, a falta de su culminación, refleja que la inversión mínima necesaria en el aeropuerto para cumplir los estándares estipulados asciende a 93 millones de euros, según los datos a los que ha tenido acceso este medio.

El informe detalla que “se ha detectado que los niveles de servicio prestados en los subsistemas de facturación, control de seguridad, área de embarque, puertas de embarque y control de pasaportes no son aceptables según la metodología definida por IATA( Asociación Internacional de Transporte Aéreo) en su documento Airport Development Reference Manual. Igualmente, y siguiendo proyecciones de tráfico pesimistas, el hall de llegadas resultará insuficiente a partir de 2018”.

La inversión necesaria para mantener niveles de calidad, según un informe del Cabildo, es de 93 millones de euros

A falta del cierre definitivo del documento, se adelanta que para mantener los niveles de servicio dentro de los estándares de la IATA se deben realizar tres grupos de inversiones. Por un lado, se propone llevar a cabo actuaciones en la actual terminal que se cifran en algo más de cinco millones de euros, “que deben ejecutarse lo antes posible”. Además se sugiere remodelar el módulo de facturación de la T2, para convertirlo en una terminal con todos los servicios, que supone algo más de 20 millones, a realizar durante 2016 y 2017. Por último, el informe concluye que es conveniente destinar 68 millones en ampliar la T2, construyendo otro módulo gemelo al existente, que debería entrar en funcionamiento sobre 2023, por lo que su construcción debería comenzar sobre 2020. Además, se plantea un periodo de inversión entre 2016 y 2022, de tal manera que se facilite hacer frente a estas actuaciones.

Desde la Institución insular se sostiene que el aeropuerto Tenerife Sur “requiere de una profunda remodelación que debe estar completamente operativa en los próximos ocho años, por lo que se deben iniciar los trabajos de definición de las actuaciones cuanto antes o no se dispondrá de las mismas en ese plazo”.

Tras el anuncio de la ministra, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, valoró este proyecto y recalcó que ha sido una petición de la Isla. Así, manifestó que ha sido importante la mediación insular en las distintas reuniones mantenidas con AENA. Esta futura inversión en el Reina Sofía podría estar operativa sobre el año 2022, explicó el director insular de Fomento, Miguel Becerra. Precisó que en esa fecha, según las estimaciones, el aeródromo podría registrar 12 millones de pasajeros al año, un cifra de carga muy superior a la que el edificio actual soporta.

En cualquier caso, el hecho de que esta infraestructura acoja en los próximos años una actuación completa de mejora y ampliación refleja que Tenerife Sur inicia, de nuevo, su despegue.

CLAVIJO, PASTOR Y ALONSO
La ministra Pastor se reunió esta semana con Alonso y Clavijo. / DA

Reunión con AENA para definir la obra

El Cabildo de Tenerife elevó, en su momento, a los responsables de AENA en Canarias su petición de planificar, presupuestar y construir una nueva terminal en el aeropuerto Tenerife Sur debido a que, por la antigüedad de esta infraestructura y el elevado número de pasajeros, está alcanzando las cifras del colapso. Puesto a que en un primer momento no se barajó esta inversión, desde el Gobierno insular se demandó un encuentro con los responsables de AENA en Madrid, el cual se deberá celebrar próximamente. “Estamos pendientes de la fecha, pero nosotros plantearemos nuestras peticiones y estaremos pendientes de que lo que se está proyectando para el aeropuerto es lo que realmente deja falta, teniendo en cuenta las singularidades de este edificio, marcadas, sobre todo, por su carácter turístico”, explicó el director insular de Fomento, Miguel Becerra.

En esa reunión, la idea es poner sobre la mesa los tres estudios elaborados a expensas del Gobierno insular, los cuales avanzan y apoyan la necesidad de actuar en los próximos años en el Reina Sofía.

Datos principales

· Capacidad máxima. En el Plan Director del año 2002 se estipula que la capacidad máxima del edifico terminal se sitúa entre 9 y 10 millones de pasajeros al año. En hora punta de máxima concentración de tráfico de pasajeros en salidas, el viernes por la tarde, el edificio ya ha llegado a su límite de capacidad.

· Pasajeros por metro cuadrado. La ratio de personas por metro cuadrado en el Reina Sofía es de 88 usuarios, frente a los 40 del aeródromo de Málaga o los 20 del caso de Alicante.

· Infraestructura turística. El principal usuario del aeropuerto del Sur es el turista. De hecho, el 93% de las personas que pasan por el Reina Sofía son visitantes, frente al 7% de locales

· Vida útil. La terminal fue construida en 1978, lo que supone que pronto cumplirá cuatro décadas. Así, se calcula que la vida útil restante es de unos 14 años, debido a que los 50 años es el es margen estipulado. En este tiempo, el edificio no ha acogido casi renovaciones, salvo la construcción de la Terminal 2, que en estos momentos está infrautilizada.

· Otros aeropuertos. La inversión de AENA en Gando fue de 163 millones de euros; en Alicante, de 570 millones en 2011, y 350 se destinaron a Málaga (2010).

· Cesión del suelo. En la década de los 70, el Cabildo cedió 11 millones de metros cuadrados para la edificación del aeropuerto. Actualmente se ocupa una tercera parte.

· Beneficio. El aeropuerto de Tenerife Sur es el tercero más rentable de AENA, con mayor volumen de beneficios, ascendiendo a 73,41 millones de euros. Según los datos de 2014 le sigue Gando (Gran Canaria), con 70,33 millones, Alicante-Elche (50,33 millones) y Lanzarote (35,98 millones).

· Aumento de pasajeros. El aeródromo registró el pasado ejercicio un tráfico de pasajeros de cerca de 9,1 millones de personas y se prevé cerrar este año con un incremento del 1,5%. De esta manera, se estima que el edificio llegue a su tope entre 2015 y 2020.