cd tenerife

Los dilemas de Martí

Martí, durante una sesión de trabajo con el CD Tenerife. / SM
Martí, durante una sesión de trabajo con el CD Tenerife. / SM

La recuperación de jugadores clave, que se perdieron el partido del pasado fin de semana, pone en aprietos al entrenador blanquiazul, quien deberá tomar algunas decisiones que dejarán a algunos jugadores fuera del once, probablemente, sin merecerlo.

Es el caso por ejemplo de Ricardo León, quien para muchos fue uno de los mejores blanquiazules que pisó el campo el pasado fin de semana ante el cuadro de Oltra. Al centrocampista es verdad que le faltan minutos, pero el domingo suplió sus carencias con una alta capacidad de sacrificio y muchas dosis de buen fútbol. No obstante, Alberto estará de nuevo disponible para el técnico balear, por lo que deberá decidir entre uno de los dos. El majorero venía gozando de muchos minutos y siendo siempre de los más destacados. No jugó contra el Córdoba por sanción. En su caso prefiere descargar de algo de presión a Martí, al opinar que “Ricardo fue el mejor del partido, se lo merece, como ya dijo el míster. Hizo un gran encuentro”, sentenció. “Lo mío será trabajar duro y esperar las decisiones del míster”, añadió.
Igual pasará en el centro de la zaga. También regresa Carlos Ruiz, quien podría desbancar de la titularidad al canterano Jorge o a Germán. Los dos cumplieron y lo hicieron bien ante el que era colíder de la competición. Incluso pudieron marcar ambos, ya que al poco de comenzar el duelo, disfrutaron de sendas ocasiones de gol que no llegaron a definir. Ruiz también cumplió un partido de arresto frente al cuadro califal por castigo del Comité de Competición.

A esto se le une la recuperación de los lesionados. El pasado lunes no pudieron trabajar con el grupo Suso, Vitolo y Anthony Lozano. Es muy probable que los tres estén para jugar en la nueva cita dominical. La mayor duda vuelve a ser la del delantero hondureño. Ya dijo su entrenador que no hay plazo definido para su regreso, pero sus sensaciones son buenas y podría forzar para, aunque sea, jugar algunos minutos ante un rival muy incómodo como es el Girona.